//
Go to footer







*** ESTE FORO ACTUALMENTE ES SOLO DE LECTURA. ***






Otras historias.

Escribe aquí tu relato de zombies (SOLO CAMINANTES REGISTRADOS - Relatos originales de zombies que no tengan nada que ver con The Walking Dead)

Re: Otras historias.

Notapor Robla » Sab, 13 Sep 2014, 19:33

Gracias a las dos por comentar. A ver cuándo puedo traerlo. Gracias por las palabras, y sí, Nadia, cierto lo que dices. Jane, me alegra que gustaras de las curiosidades. Horacio, has the power.
Saludos, Robla.Imagen
ImagenVisita: Mis Relatos Z: Otras historias y Mi Twitter. Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Robla
Moderador
 
Mensajes: 3791
Registrado: Lun, 31 Oct 2011, 13:16
Ubicación: Escondido.


Re: Otras historias.

Notapor Robla » Dom, 14 Sep 2014, 21:45

2. Incomprensión

"Hola. Me llamo... ¿cómo me llamo? La verdad es que no me acuerdo. Tengo... ¿cuántos años tengo? Tampoco me acuerdo. No entiendo qué me pasa. Si es que no sé ni de dónde soy. No recuerdo nada. Este es uno de esos momentos en los que no me comprendo a mí mismo. Incomprensión es lo que siento. Tengo la vaga sensación de que en otros momentos de mi vida, esta incomprensión me tendría que causar ira, rabia, dolor o tristeza. Pero no siento nada. Al menos, ahora.

La calle estaba vacía. Un par de perros salvajes rebuscaban comida entre los contenedores de basura tirados en el suelo. El viento movía unas cuantas hojas de papel que volaban con gracilidad. Aves de papel. Qué hermosa estampa. Qué idílico. Aunque bueno, quizás para los vivos de este mundo no es una estampa que pueda parecer bonita. Siempre habrá gente para todo, ¿no? La mente humana es realmente compleja, y mucho más variados son los gustos. Por lo tanto, y a lo que a mí respecta, la imagen me parece idílica.

No me conozco a mí mismo. Ni si quiera sé cuál es mi motor para "vivir". Mi motor para moverme. Yo... solo sé que tengo que acercarme a esos perros. Siento que debo extender mis manos, para ver si los atrapo. Tengo que gruñir con fuerza. No entiendo por qué, lo reconozco. Solo sé que tengo que hacerlo. Me acerco a ellos, pero veo como se percatan de que me estoy acercando y salen corriendo. Tampoco sé por qué mis piernas empiezan a moverse más rápido. Los persigo. Sé que debo hacerlo. Ese soy yo. No tengo nombre. No tengo edad. No sé de donde soy. No me gusta nada. Bueno. Sí, me gusta algo. El ruido. Me vuelvo loco cuando oigo algo que delata otro ser. No sé qué me diferencia del resto de seres que veo cuando camino por estos parajes tan sombríos, pero siento la necesidad de ir en su busca.

No sé cuanto tiempo llevo caminando por la ciudad. Llevo mucho rato sin ver nada interesante. Oh. ¿Qué es eso? ¿Qué es ese taca taca taca taca taca taca? Viene... de arriba. ¿Qué es eso que está en el cielo? A veces siento que olvido palabras que antes conocía. Espera. ¿Palabras? ¿Qué son las palabras? ¿Son más que meros pensamientos? ¿Son más que meras conexiones? ¿Qué son? Yo... yo no sé usar las palabras. Siento que el poder de la palabra es poderoso. Aún no sé ni como estoy pensando en esto. Ojalá pudiera comunicarlo. Pero llamadme raro... prefiero gruñir. Rugir si me cabreo. Solo rujo cuando algo me da motivos para ello. En realidad tampoco sé los motivos que tienen que darme. Solo sé que ver aquello en el... ¿también he olvidado esa palabra? Pues... ver aquello en aquella enorme mancha azul hace que ruja. Tengo que seguirlo. Me la vida en ella. Vida. Me gusta esa palabra.

Sigo el sonido. No tengo que perder de vista aquel ruido. Ni aquel ser volador. Pero es muy rápido. Y lo pierdo. Siento... no sé lo que siento. Es como si hubiera desperdiciado algo que tenía que conseguir. Como que estoy enfadado conmigo mismo. Aunque a veces pienso cosas que no sé que significan. Lo he perdido. Pero... ¿estoy oyendo algo más?

Miro una casa con un tejado color... ¿es ese el color de mis manos? Tampoco recuerdo el nombre del color. ¿Qué me pasa hoy? Ayer recordaba más cosas. Es como si se me fueran yendo mis recuerdos. ¿Recuerdos? Oh. Recuerdo... ¡no recuerdo nada! No lo entiendo. Pero me da igual. Algo hace que me da igual. Oigo algo. Ruidos. Parece que una... algo... se ha encendido en mi interior, y me anima a dirigirme a la casa. Entro en ella. Y lo veo. Maldita sea, pronto tendré otro amigo. Solo que ahora está tendido en el suelo. Sangre. Pronto será como yo. Pero los ruidos, ¿de dónde vienen? Allí está. Me acerco a aquel rudimentario objeto. En otra vida debí ser alguien muy raro, porque a veces pienso palabras que no sé que significan. ¿Rudimentario? Qué día estoy teniendo.

Oh. Otra caja de ruidos. ¡Espera! Esta... ¡esta caja! Me abalanzo sobre ella. Veo impotente como no puedo acercarme a las personas que pasan por delante. Están tan cerca... ¿pero tan lejos? Están aquí. Están hablando. Las estoy viendo. Pero cuando las toco... no noto nada encendiéndose en mi interior. Una leve sensación de electricidad. Quizás si lo muerdo... pues nada. No sabe a nada. Tenía... ¿hambre? ¿Qué es el hambre? A veces me sorprendo a mí mismo haciéndome la misma pregunta. En otros tiempos solía tener hambre. Recuerdo que me gustaba... ¡ah! Yo no soy yo. O sea, sí soy yo. No, espera, no lo soy. ¿O sí? Debería dolerme la cabeza. Pero no entiendo nada.

Será mejor que me vaya. Volveré a vagar. ¿Puedo hacer algo mejor? Pero no entiendo qué le pasa a mi cabeza. No es salir de la casa, y acercarme a la siguiente, que oigo otros ruidos. Más ruidos. Me giro en su dirección y veo otra caja encendida. Tengo la necesidad de ir a por ella. Sus ruidos me producen placer. Quizás en otros tiempos podría haber sabido lo que es eso... porque me suena. Lo solía ver yo. Un ser con unas gafas y un gorro negros, acompañados de un ser más joven, le está dando a otro grupo una ¿bolsa? con una sustancia de color... ¿del color de lo que tengo arriba de mí? Yo... azul. Sí, lo recuerdo. Pero, lo que tengo arriba de mí. ¿Cómo se llama? Juraría haberlo recordado no hace mucho. Aunque en realidad, me da igual. Siento que cada vez olvido más cosas. Pero la imagen de eso azul en la bolsa... yo... lo veía... era... era... algo. ¿Qué era? Mira, ahora ha aparecido un ser de color oscuro. Parece importante. Y ese dibujo... me recuerda a uno de esos pájaros que comí hace poco. Un pollo. ¿Pollos hermanos? Es inútil seguir pensando, no me voy a acordar. ¿Me lo podrías recordar? Aunque claro... seguro que te conozco. Ni si quiera me conozco a mí. Tengo que entrar. Ese ruido me sigue atrayendo.

Pero de repente oigo algo mejor. Eso sí que sé lo que es. Seres iguales que yo. Ese sonido de... de... ¡pistola! Mi cabeza arde ahora mismo. Tengo que correr. No me queda otra. Miro en todas las direcciones. No me preguntes por qué. No lo sé. En una de esas... de esas... ocasiones, me veo reflejado en un espejo. Me doy miedo. Aunque simplemente lo digo, porque no sé sentir miedo. No sé cómo se siente eso. Solo sé que hay que sentirlo. Esa sustancia que me recorre la cara... de un color tan... ¡maldita sea! Estoy olvidando más palabras de las que hubiera querido. No quiero olvidar nada. ¿Y ese agujero que tengo en el hombro? Ni que me hubiera mordido un ser grande. No lo entiendo. No entiendo nada. Mejor me dedico a seguir el ruido. Eso sé hacerlo".

-------------

- ¡Se están agrupando! ¡Tenemos que huir!
- ¡Te dije que no dispararas! ¡Eres un iluso si pensabas que no los atraerías!
- ¡Me asusté! ¿Vale? Dedícate a correr.
- No os pongáis a discutir ahora, ¡y corred!

Solo tres personas. Tres personas en medio de la calle. Corazones en un puño. Un revólver. Una ballesta. Una katana. Tres armas mortíferas en las manos adecuadas. Tres instrumentos de destrucción. Tres instrumentos de desolación. Tres instrumentos a los que hay que tener miedo.

-------------

"Los veo. Ya los veo. ¿Qué es ese calor que me recorre el cuerpo? ¿Esa fuerza que me lleva adelante? Tengo que llegar a ellos. Quiero agarrarlos. Quiero moderlos. ¿Qué es querer? Recuerdo que en otro momento era algo muy bonito. Algo... algo... algo... ¡odio no recordar! Y odio recordar tantas veces que no recuerdo nada.

Por lo menos ahora me siento acompañado. Estoy rodeado de amigos. Son iguales que yo. Lo huelo. Tampoco sé cómo huelo, pero huelo. Ellos gruñen. Música para mis oídos. Cuando todos gruñimos a la vez, me siento bien. Supongo que ellos también pensarán cosas como yo. ¿Pero qué es pensar? ¿Será revivir tiempos mejores? ¿Mejores? Una vez atrapé un ser de dos patas. Eso fue un momento feliz. ¿Pensarán en eso? A veces quisiera saber que piensan. Sé que me miran, como si me conocieran. Pero yo no los conozco a ellos. Simplemente de vez en cuando, me uno a sus grupos, como uno más, y me acepan. No me atacan. Ojalá pudiera... hablar. Sí, eso, hablar. Yo antes podía hablar. ¿Y ahora por qué no puedo? Parece interesante eso de hablar.

Y allí están. Y allí siguen. Esos otros seres. Son iguales que nosotros. Aunque corren más rápido. Algunos se dejan atrapar cuando se tiran al suelo para que los cogemos. Son muy amables. ¿Por qué huirán de nosotros? Si yo siento que quiero tocarlos, ¿por qué ellos huyen? ¿Acaso no son mis amigos como estos que me rodean? "Amigos". Siento que esa palabra me abrasa por dentro. "Amigos". Sé que tiene un significado más profundo que no logro descifrar. Descifrar. Otra palabra rara que no conozco. Siento incomprensión otra vez. Siempre la siento. Siempre que veo a uno de esos seres que huyen, lo siento. Siento que me rechazan. Que huyen. Nunca lo entenderé.

Les oigo como gritan. Les oigo emitir sonidos muy distintos a los nuestros. ¿Eso será hablar? Se miran entre ellos mientras corren. Uno está agarrando a una ser. Una mujer. Corren juntos. ¡Si la tiene agarrada! ¿Por qué no la muerde? No lo entiendo. Tengo que seguir corriendo. Mientras pienso. No sé que es pensar. Pero seguiré pensando. Seguiré corriendo. Tengo que cogerlos.

Hablan. Sí. Hablan. Entiendo una palabra. Contraatacar. Qué raro. Entiendo una palabra rara. Hay otras muchas que no las entiendo. Las oigo como un mero rugido. Sigo avanzando.

Sigo avanzando.

Sigo avanzando.

Llevo un rato avanzando y no he pensado. ¿Me estaré olvidando de pensar? Solo quiero esos seres. Los quiero. Y de repente algo pasa. Veo como uno levanta el brazo. Y se oye ese sonido que tanto me gusta. Sí. Ese aparato cuyo nombre he olvidado. Y veo algo salir de él. Y veo a uno de mis amigos caer al suelo. Me gustaría decirle que se levante. Pero es que me da igual. No le conozco. No me habla. No es mi amigo. Amigos. Amistad.

Han aparecido dos más. Estaban escondidos. Están... ¿contraataque? ¿Es eso lo que están haciendo? Yo solo puedo mantener los brazos en alto, algo me impide bajarlos. Gruño sin cesar. Hace que me sienta bien. Corro más rápido. Su olor me perturba. Tengo que atraparlos. Mi estómago se revuelve. Huelo sangre. Sangre. Eso me gusta. Quiero... comer. Quiero matar. Eso... no lo sentía hace unos días. Siento cosas nuevas, pero al mismo tiempo olvido sentir otras cosas. Ahora solo siento ansia, ¿hambre?, deseos de matar. Y aunque no sepa qué significa 'matar', sé como se hace. Todo es muy raro.

Más de mis compañeros caen. Uno. Otro. Otra. Y luego otra vez uno. Quedamos diez. Nos da igual a quién hayamos perdido. A aquel ser ya no le queda poder. Ha guardado el arma. Pero. ¿Y ahora qué hacen los otros dos? Los veo detenerse. Uno lleva algo similar a aquello que llevaba el otro ser. Solo que contraataca más lento. Contraataque. Me gusta esa palabra. Aunque no sé que es una palabra. La otra ser... lleva algo alargado. Veo como la cabeza de uno de mis compañeros vuela al entrar en contacto con aquella cosa alargada.

Y pierdo otros dos compañeros. Quedamos siete. Empiezo a sentir algo de miedo. Quizás pronto me toque a mí. Siete. No, ahora somos seis. ¡Katana! Así se llama. Lo he recordado. Eso es lo que nos está... ¿matando? ¿Eso es matar? Otra de mis amigas cae. No es mi amiga. Es... otra. Simplemente otra. Cinco. Veo algo salir del aparato de ese hombre. Eso se llama... ball... ball... ¡me da igual! Ha caído otro. Quedamos cuatro.

Me vuelvo más feroz. Están tan cerca. Tan quietos. Tan cerca. Tan cerca. Tan cerca. Y de repente se frustran mis intenciones. Veo algo salir volando de aquel aparato. Algo alargado. Veo que se acerca a mi cabeza. Me toca. El tiempo se detiene a mi alrededor. No veo nada. Todo se ha vuelto oscuro. Me aprieta la cabeza. Está entrando dentro.

Y lo recuerdo. Recuerdo quién soy. Me llamo Jose. Me llamo Jose. Tengo 30 años. ¡Soy de España! Estaba de vacaciones con alguien. Con alguien. Me gusta recordar. Me siento bien. Tranquilo. Con paz. Con alguien. ¡Con mi mujer! Ana. Y mi hija, Clara. Las recuerdo. Y no sé por qué, pero las quiero. Las echo de menos. No sé donde están, pero sé que las quiero. Las echo de menos.

Miles de imágenes cruzan mi memoria. Una tras otra. Recuerdo palabras que no conocía. Es bonito recordar. Azul. Rojo. Cielo. Helicóptero. Ballesta. Amistad. Amor. Sé que es la amistad. Sé que es el amor. Es algo hermoso. Maravilloso. Lo más bonito que puede tener alguien. Siento muchas sensaciones: tristeza, dolor, sosiego, algo de rabia, pero sobre todo paz. Me gusta recordar. Ahora sé qué es cada cosa. Todas mis ideas han vuelto. Recuerdo la televisión. ¡Lo azul era metaanfetamina! Aquello era una serie. ¡Breaking bad! La recuerdo. Pero no entiendo por qué recuerdo eso. La vida, recuerdo la vida. Y ya sé qué soy. Soy un humano. O lo fui. Pero creo que vuelvo a serlo. O así me siento. Ya no me siento unido a esos seres llenos de sangre. Me siento unido a los hombres. A las mujeres. A la humanidad. Qué bonita sensación. Quisiera que otra de esas... ¡flechas! me atravesara. Me hace recordar. Y me encanta recordar. Ya no siento incomprensión. Porque ahora lo comprendo todo. Y ahora ya por fin, me siento comprendido.

Todo mi cuerpo arde. Veo como el suelo se acerca a mí. Pero me da igual. Estoy feliz. Por fin podré descansar. Quizás pueda buscar a mi familia de alguna forma. Aún no entiendo cómo he podido pensar tantas cosas en tan solo unos segundos. Es magia. Y caigo al suelo. Y siento que desde fuera, cuando la flecha me atravesó el cráneo, estando de pie, ya morí. Siento que ya dejé de moverme desde ese momento. Pero mi cerebro se reactivó tan de repente. No quiero perder esta sensación. Sé que he muerto definitivamente hace unos segundos. Siento que morí hace tiempo ya. Pero ahora... ¡me siento más vivo que nunca! Y estoy dispuesto a vivir.

Todo se torna negro. Negro, negro, negro".

------------------

- Por fin. ¡Hemos acabado con ellos!
- Malditos seres repulsivos.

El hombre del grupo de cinco integrantes le da una patada a uno de los últimos cadáveres que acaba de caer. Por su aspecto, debería tener 30 años. Tenía una mordedura en el hombro. Tiene su nombre bordado en la chupa. Jose.

- Jose... ¡casi nos matas! - Exclama propinándole otra patada. Es el hombre de la ballesta.
- Ya está muerto. ¿Quieres dejarlo? - Le recrimina la portadora de la katana.
- Odio estos seres. - Saca un cuchillo y se lo estampa contra el cráneo. - Este es por mi hermana. - Saca el cuchillo y vuelvo a clavarlo en el cadáver de Jose. - Y este por mi madre. - Lo vuelve a sacar y lo reintroduce repetidas peces repitiendo una cantidad de familiares y nombres, seres queridos perdidos. Al cabo de un rato está sudando, lleno de sangre.
- Déjalo ya. Está muerto. Tenemos que seguir huyendo.
- Sí. Solo que... necesitaba desahogarme. Cuando hago estas cosas me siento más vivo que nunca. No como estas cosas. Estas cosas que no piensan. Que no sienten. Que solo quieren matarnos. Que están muertas y no viven. Me siento vivo cuando los destrozo. Solo... lo necesitaba. ¡ME SIENTO VIVO! - Gritó - ¡Oídme! ¡Estoy vivo! Y vosotros, no lo estáis.

La mujer le miró con una mueca y le hizo un gesto para que la siguiera, y se puso a andar siguiendo al hombre del revólver que podría parecer el líder.

Los cinco se alejan, dejando la estela de cadáveres a sus espaldas. Si me preguntas sus nombres, no podría decírtelos. Pero sí que podría decirte algo que te interesa. Que tienen un campamento. Y estoy casi convencido, desde mi omnisciencia, que Ana y Clara están allí. ¿Quiénes son? ¿Eso me preguntas? No pienso responder esa pregunta, pero bueno, reconozco que solo las recuerdo a ellas.

----------------

"Hola. ¿Qué soy? Te lo pregunto, porque quizás tú sepas responderme. Me acabo de levantar. Estaba tumbado en el suelo. Tengo un corte en el brazo. No entiendo por qué. Esta casa me resulta familia. No hace mucho aún estaba aquí. Aún recuerdo muchas cosas. No recuerdo mi nombre. ¿Era un nombre gracioso? No sé por qué digo gracioso, pero creo que así lo era. También recuerdo unas palabras que vienen a mi mente: pequeños placeres. No me conozco mucho a mí mismo. Aunque recuerdo muchas cosas. Supongo que lo mejor será salir al exterior. Oigo algo fuera. Me gustaría seguir en este lugar. Me trae buenos recuerdos. Pero siento que tengo que irme. Me atrae ese ruido. Pequeños placeres. ¿Qué significará? Ya no lo recuerdo; pero estoy seguro de que tenía un gran significado para mí. Siento incomprensión. Siento que nadie podría comprenderme, aunque no entiendo por qué, si aún no he visto a nadie. Seré raro. Pero me siento vivo".

--------------

Las apariencias engañan. ¿Cuántas veces hemos conocido a alguien que aparentaba ser alguien y no lo era? ¿Cuántas veces nos hemos comido un pastel con buen aspecto que luego sabía a rayos? ¿Cuántas veces hemos visto algo que parecía a punto de caerse y ha durado más en pie que otras cosas más nuevas? ¿Cuántas veces hemos hecho algo aparentemente bueno que no lo era? Las apariencias engañan. Claro que engañan. Pero desde luego, cada ser es propio de sí mismo. Y nunca sabremos qué pasa por su cabeza. ¿Podremos juzgarlo? No digo que no lo vayamos a hacer, pero sí que deberíamos ser más abiertos. La vida reside en todo. Y nunca sabremos si hay algo que esté más vivo que nosotros. Porque yo quiero vivir... ¿y tú?

-------------


Aquí tenéis la segunda entrega. Recién sacada del horno. ¡A ver qué os parece esta! Gracias por leerla. Y a ver si encontráis todas las referencias a otras... ¿historias? :combustion:
Saludos, Robla.Imagen
ImagenVisita: Mis Relatos Z: Otras historias y Mi Twitter. Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Robla
Moderador
 
Mensajes: 3791
Registrado: Lun, 31 Oct 2011, 13:16
Ubicación: Escondido.


Re: Otras historias.

Notapor jane81 » Dom, 14 Sep 2014, 22:44

Simplemente... GENIAL.

Me ha encantado de principio a fin. Esa visión zombie me ha parecido magistral, es la primera vez que leo un relato desde el punto de vista del zombie y me ha parecido brillante. Me he metido a la perfección dentro de la "mente" y "sentimientos" del susodicho muerto.

Has conseguido que fuera leyendo y me iban saliendo sonrisillas en algunos momentos porque la verdad es que lo has descrito tan bien que me ponía en su piel y me hacía gracia el poder sentir lo mismo que él, ha sido especial: el no recordar palabras, el hecho de sentirse atraido por los ruidos, el ansia por perseguir a sus nuevos "amigos" vivos, el momento de la tele, fantástico! Me ha parecido súper original que intentara comerse la televisión :lol: el momento "no sé porque rujo pero rujo, y más si vamos en grupo" me ha hecho mucha gracia.

Y después las referencias televisivas:

El tipo del bigote con esa bolsa con el polvo azul... y enseguida he gritado: Breaking Bad, QUÉ GRANDE!!
Después el trío calavera: pistola, ballesta, katana... éstos me suenan un poco, muy bueno el guiño a nuestra querida serie. MUY BUENO!!

Me ha fascinado el momento "muerte" del zombie. Como a medida que muere (otra vez) es como abandonar aquella oscuridad y retornar poco a poco a sus recuerdos y volver a "vivir" durante un instante para volver a morir. Me ha parecido brillante.

Y finalmente ese retorno de Horacio, GRANDE!! que nos lo muestras durante un momento pero suficiente para mostrar que ya no está en el grupo de los vivos.

Ah! Y he pensado... como Jose nombra a su mujer e hija... tal vez... ¿sepamos más de ellas? ¿Sí? ¿No? ¿Tal vez? ¿no sabe no contesta?

Nene, me ha encantado!!

Me ha parecido brillante en la descripción, en la elaboración y en la originalidad de la idea. :Ola:

Un abrazo, crack!!

Sigue así que me tienes aquí amorrada, cual fan :meparto:
Imagen
Avatar de Usuario
jane81
 
Mensajes: 1179
Registrado: Jue, 22 May 2014, 19:00
Ubicación: Por Barcelona y alrededores


Notapor Daavid21 » Dom, 14 Sep 2014, 22:52

Ya mismo me tienes por aquí comentando que seguro que lo estás haciendo genial!
Puedes leer mi relato Z pinchando aquí!
Imagen
Avatar de Usuario
Daavid21
Moderador
 
Mensajes: 1048
Registrado: Mar, 26 Mar 2013, 13:53
Ubicación: Jaén


Re: Otras historias.

Notapor Robla » Dom, 14 Sep 2014, 22:58

jane81 escribió:Simplemente... GENIAL.

Me ha encantado de principio a fin. Esa visión zombie me ha parecido magistral, es la primera vez que leo un relato desde el punto de vista del zombie y me ha parecido brillante. Me he metido a la perfección dentro de la "mente" y "sentimientos" del susodicho muerto.


¿Muerto? ¿Pero no estaba vivo? :chicle:

Has conseguido que fuera leyendo y me iban saliendo sonrisillas en algunos momentos porque la verdad es que lo has descrito tan bien que me ponía en su piel y me hacía gracia el poder sentir lo mismo que él, ha sido especial: el no recordar palabras, el hecho de sentirse atraido por los ruidos, el ansia por perseguir a sus nuevos "amigos" vivos, el momento de la tele, fantástico! Me ha parecido súper original que intentara comerse la televisión :lol: el momento "no sé porque rujo pero rujo, y más si vamos en grupo" me ha hecho mucha gracia.


Es que nosotros vemos el exterior, que ruge, gruñe, ataca a las cosas que se mueven. ¿Pero y el interior? ¿Quién podría decir que es tan complejo? Me alegra que te hiciera gracia. Algo cómico era.

Y después las referencias televisivas:

El tipo del bigote con esa bolsa con el polvo azul... y enseguida he gritado: Breaking Bad, QUÉ GRANDE!!
Después el trío calavera: pistola, ballesta, katana... éstos me suenan un poco, muy bueno el guiño a nuestra querida serie. MUY BUENO!!


Breaking Bad. Sí. Obra maestra. ¿Serán ellos? ¿Los de la serie? Llamémoslos Revólver, Ballesta, Katana.

Me ha fascinado el momento "muerte" del zombie. Como a medida que muere (otra vez) es como abandonar aquella oscuridad y retornar poco a poco a sus recuerdos y volver a "vivir" durante un instante para volver a morir. Me ha parecido brillante.


La vida es hermosa. Un segundo de vida, es un segundo de recuerdos. Y los recuerdos, son más vida aún. Podemos morir en vida, pero si nos recuerdan, seguiremos vivos. Muchas personas conocidas han muerto, ¿pero siguen vivas por los recuerdos? Sí.

Y finalmente ese retorno de Horacio, GRANDE!! que nos lo muestras durante un momento pero suficiente para mostrar que ya no está en el grupo de los vivos.


Dudé en introducirlo, pero era parte de la antología de 'me siento vivo', y lo vi necesario.

Ah! Y he pensado... como Jose nombra a su mujer e hija... tal vez... ¿sepamos más de ellas? ¿Sí? ¿No? ¿Tal vez? ¿no sabe no contesta?


Algo sabemos ya, ¿no?

Nene, me ha encantado!!

Me ha parecido brillante en la descripción, en la elaboración y en la originalidad de la idea. :Ola:

Un abrazo, crack!!

Sigue así que me tienes aquí amorrada, cual fan :meparto:


Muchísimas gracias, compañera. Nos leemos. Me encanta la palabra: amorrada. ¡Inefable!

Daavid21 escribió:Ya mismo me tienes por aquí comentando que seguro que lo estás haciendo genial!


Ya me comentas. Son relatos cortitos. :chicle:
Saludos, Robla.Imagen
ImagenVisita: Mis Relatos Z: Otras historias y Mi Twitter. Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Robla
Moderador
 
Mensajes: 3791
Registrado: Lun, 31 Oct 2011, 13:16
Ubicación: Escondido.


Re: Otras historias.

Notapor Irika » Dom, 14 Sep 2014, 23:15

Voy a intentar comentar el primer capítulo, pero no sé, me veo un poco incapaz, me has dejado tocada, ¡con lo sensible que soy yo! Lo leí antes de cenar y mi familia llámandome para cenar, y yo con lágrimas en los ojos, eso no se hace, ¿eh? Está feo lo que has hecho, está muy feo y... y eso me gusta, qué demonios.

Ha sido magistral, la verdad. Esa carta, y los pequeños placeres, que sería de la vida sin ellos, y de nosotros sin nuestros seres queridos. Deberías tener prohibido nombrar la dichosa Boda Roja en un capítulo como éste, es de ser maaalooo :llorando:

No es tanto lo que sucede, que también, sino cómo está explicado, condenadamente bien. Muy cercano, profundo y encima nada cargante, sabemos lo necesario, no necesitamos más. Una familia, una historia, un final triste y a la vez hermoso, por extraño que pueda sonar. No puedo menos que aplaudirte :aplauso: :aplauso: :aplauso: Te deja una extraña sensación de desconocimiento, qué historias del mundo no conocemos que nos cambiarían, y que aunque no tengan relación con lo Z, son igual de trágicas.

Me atrae mucho la idea de capítulos independientes con posibilidad de guiños entre unos y otros.

Por aquí seguiré, de mí ya no te libras :combustion: en cuanto pueda comento el siguiente, espero que no sea tan duro ;dance:
Avatar de Usuario
Irika
Moderador
 
Mensajes: 882
Registrado: Vie, 15 Feb 2013, 23:28
Ubicación: España


Re: Otras historias.

Notapor Robla » Lun, 15 Sep 2014, 12:33

Irika escribió:Voy a intentar comentar el primer capítulo, pero no sé, me veo un poco incapaz, me has dejado tocada, ¡con lo sensible que soy yo! Lo leí antes de cenar y mi familia llámandome para cenar, y yo con lágrimas en los ojos, eso no se hace, ¿eh? Está feo lo que has hecho, está muy feo y... y eso me gusta, qué demonios.

Ha sido magistral, la verdad. Esa carta, y los pequeños placeres, que sería de la vida sin ellos, y de nosotros sin nuestros seres queridos. Deberías tener prohibido nombrar la dichosa Boda Roja en un capítulo como éste, es de ser maaalooo :llorando:

No es tanto lo que sucede, que también, sino cómo está explicado, condenadamente bien. Muy cercano, profundo y encima nada cargante, sabemos lo necesario, no necesitamos más. Una familia, una historia, un final triste y a la vez hermoso, por extraño que pueda sonar. No puedo menos que aplaudirte :aplauso: :aplauso: :aplauso: Te deja una extraña sensación de desconocimiento, qué historias del mundo no conocemos que nos cambiarían, y que aunque no tengan relación con lo Z, son igual de trágicas.

Me atrae mucho la idea de capítulos independientes con posibilidad de guiños entre unos y otros.

Por aquí seguiré, de mí ya no te libras :combustion: en cuanto pueda comento el siguiente, espero que no sea tan duro ;dance:


Sabes que entre mis propósitos, nunca estaría hacerte llorar, así que ahora el que se siente mal por ello, soy yo. Pero supongo el mundo Z es así, ¿o no? :GBye

Lo de los Pequeños Placeres era el motor del capítulo. Descubrir lo que queremos y que nos hace vivir poco a poco. Y lo de la 'Boda Roja'... ¡es que quería yo ahí un guiño a un momento trágico para todo lector!

A veces, empatizar con un personaje en muchos capítulos, dificulta matarlo. Pero incluso a mí me costó escribir el final de Horacio, aunque fuera necesario. Gracias por lo que dices sobre mi forma de escribir.

El siguiente es más blando. Yo quería poner traca en el primer capítulo, solo eso.

Gracias por pasarte a leer.
Saludos, Robla.Imagen
ImagenVisita: Mis Relatos Z: Otras historias y Mi Twitter. Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Robla
Moderador
 
Mensajes: 3791
Registrado: Lun, 31 Oct 2011, 13:16
Ubicación: Escondido.


Re: Otras historias.

Notapor Nadia » Vie, 26 Sep 2014, 20:20

¡Y ya estoy aqui, que he estado esta semanita sin PC por el cambio de piso y todo el rollo! xD

Bueno, voy a comentar que es lo importante de este asunto.

Sí, mi querido Robla, has vuelto a brindarnos un capitulo totalmente genial, novedoso y original, porque creo que nadie antes se ha atrevido a escribir algo así desde el punto de vista de un zombie (¡Te pillé, sabia que era un perro o un zombie :p) y de que manera tan genial, me encantó y me encantó no solo por lo original que es (que también) sino por como haces que me sienta identificada con un zombie, con un muerto, con el enemigo, con una bestia, me encanta como lo has vuelto hacerlo, en tan solo un capitulo me has hecho empatizar con un zombie.

Todos sus pensamientos, como poco a poco nuestro querido Jose iba perdiendo la memoria, los recuerdos, como todo lo que un die fue desaparecio >.< para mi ha sido emocionante, curioso pero sobretodo emocionante porque yo tengo una facilidad para emocionarme con estas cosas...solo imaginar que era una persona viva y ahora había acabado así...me rompes el corazón, malo, que eres malo.

Otra de las cosas geniales que sigues añadiendo son los guiños, la ballesta, katana y revolver :Ola: Y por supuesto ¡Los pollos hermanos! :meparto: muy bueno xD Clara...¿Esa clara es alguien que yo conozco de otra historia? sería la bomba, vamos, si de alguna manera estas conectando todo esto es la mejor forma de hacerlo. xD

Pero lo que me ha parecido peor es que le patearan :( vale, sí, es un zombie y en cualquier otro relato me hubiese encantado que se desquiten con los muertos pero aquí...joder, de verdad que estaba deseando que reviviese y le diese un bocado en la pierna, lo merecía, pobre Jose. :llorando:

Grandioso episodio, te superas, 10/10 deberías plantearte seriamente publicar algo sobre relatos de este tipo pero seriamente, enviarlo alguna editorial o algo, lo digo muy en serio, tu forma de relatar y la facilidad que tienes para transmitir sentimientos con palabras es INCREIBLE y te lo digo de verdad. :aplauso: :Ola:

¿Para cuando más? ¡Ya estas tardando! ¡Quiero que me vuelvas a sorprender como en este capitulo!
Avatar de Usuario
Nadia
Moderador
 
Mensajes: 989
Registrado: Vie, 10 Ago 2012, 21:33


Re: Otras historias.

Notapor Robla » Vie, 26 Sep 2014, 21:43

Nadia escribió:¡Y ya estoy aqui, que he estado esta semanita sin PC por el cambio de piso y todo el rollo! xD

Bueno, voy a comentar que es lo importante de este asunto.

Sí, mi querido Robla, has vuelto a brindarnos un capitulo totalmente genial, novedoso y original, porque creo que nadie antes se ha atrevido a escribir algo así desde el punto de vista de un zombie (¡Te pillé, sabia que era un perro o un zombie :p) y de que manera tan genial, me encantó y me encantó no solo por lo original que es (que también) sino por como haces que me sienta identificada con un zombie, con un muerto, con el enemigo, con una bestia, me encanta como lo has vuelto hacerlo, en tan solo un capitulo me has hecho empatizar con un zombie.

Todos sus pensamientos, como poco a poco nuestro querido Jose iba perdiendo la memoria, los recuerdos, como todo lo que un die fue desaparecio >.< para mi ha sido emocionante, curioso pero sobretodo emocionante porque yo tengo una facilidad para emocionarme con estas cosas...solo imaginar que era una persona viva y ahora había acabado así...me rompes el corazón, malo, que eres malo.

Otra de las cosas geniales que sigues añadiendo son los guiños, la ballesta, katana y revolver :Ola: Y por supuesto ¡Los pollos hermanos! :meparto: muy bueno xD Clara...¿Esa clara es alguien que yo conozco de otra historia? sería la bomba, vamos, si de alguna manera estas conectando todo esto es la mejor forma de hacerlo. xD

Pero lo que me ha parecido peor es que le patearan :( vale, sí, es un zombie y en cualquier otro relato me hubiese encantado que se desquiten con los muertos pero aquí...joder, de verdad que estaba deseando que reviviese y le diese un bocado en la pierna, lo merecía, pobre Jose. :llorando:

Grandioso episodio, te superas, 10/10 deberías plantearte seriamente publicar algo sobre relatos de este tipo pero seriamente, enviarlo alguna editorial o algo, lo digo muy en serio, tu forma de relatar y la facilidad que tienes para transmitir sentimientos con palabras es INCREIBLE y te lo digo de verdad. :aplauso: :Ola:

¿Para cuando más? ¡Ya estas tardando! ¡Quiero que me vuelvas a sorprender como en este capitulo!


¡Espero que haya ido bien la mudanza! :Braz

¿Quién ha dicho que no podamos sentirnos identificados con un zombi? ¡Aquí se demuestra, sin duda alguna! ¡Me alegra haber conseguido el efecto deseado! Me idolatras demasiado, ¡tú sí que escribes bien! Jose, es un ídolo. Y sí, bien que me conoces para saber que sería un caminante o un animal.

Intentaba plasmar el modo de pensar que puede tener un zombi, aunque quizás las series u otros libros no piensen nada así, pero yo lo veo más o menos de esa forma. Con un deje olvidatorio de recuerdos, hasta no pensar nada, cuando ha pasado mucho tiempo. Y es que, en el fondo, es 'humano' aún. Nunca querría romperte el corazón.

¡Los guiños son clave en esta 'serie'! ¡Me encanta escribirlos! Le he puesto el nombre de Clara, pero difícil eh, no cuadra mucho :meparto: :meparto:

Y lo que quise conseguir es, que tras ver su modo de vista, cuando lo patean, hasta sientes pena aunque sea un cadáver ya inerte. Es increíble lo que hace el corazón humano.

Muchísimas gracias por esa calificación, no quisiera tomarme muy a pecho lo de 'increíble' que luego me lo creo. ¡El siguiente se va a demorar, pero como he dicho, todo iba a ser esporádico!

Gracias por comentar, guapetona. :mrgreen:
Saludos, Robla.Imagen
ImagenVisita: Mis Relatos Z: Otras historias y Mi Twitter. Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Robla
Moderador
 
Mensajes: 3791
Registrado: Lun, 31 Oct 2011, 13:16
Ubicación: Escondido.


Re: Otras historias.

Notapor Nadia » Sab, 27 Sep 2014, 07:59

Pues tómalo en serio lo que digo porque es totalmente cierto, yo suelo ser muy critica con las cosas que leo, incluso conmigo misma, no lo sabes tú bien pero cuando te digo que es genial te lo digo de verdad (: una de las cosas que admiro de la gente que escribe es que pueda transmitir sentimientos a través de las palabras y tú lo haces, así que date por satisfecho que es genial.

Jo xDD yo creía que ya era nuestra querida Clara pero tienes razón. Y sí, yo también veo a los zombies de la misma manera, con rastros de lo que fueron, muy en el fondo, en su mente, imágenes de lo que fueron y de lo que jamás pudieron llegar a ser, compartimos la misma visión y te vuelvo a decir que lo has plasmado genialmente bien.
Avatar de Usuario
Nadia
Moderador
 
Mensajes: 989
Registrado: Vie, 10 Ago 2012, 21:33

AnteriorSiguiente

Volver a Índice general

Volver a Relatos Z

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado