//
Go to footer







*** ESTE FORO ACTUALMENTE ES SOLO DE LECTURA. ***






Caminantes

Escribe aquí tu relato de zombies (SOLO CAMINANTES REGISTRADOS - Relatos originales de zombies que no tengan nada que ver con The Walking Dead)

Caminantes

Notapor JeiberR » Dom, 06 Ene 2013, 01:01

Este Fanfic fue creado por mi hace poco, trata sobre la tematica algo parecida a The Walking Dead, no es la serie y tampoco meteré personajes de esta, es un relato de primera persona (yo), sobre un apocalipsis zombie..

Este es el primer capitulo, habrá continuación que ya voy por la mitad escribiendo, por ahora no se describirán mucho los personajes, mas adelante se describirán y se sabrán sobre cada uno. Es mi primer fanfic, algo corto, espero indicaciones y que me juzguen para mejorar, gracias :D .



Caminantes.

El despertar.

Viernes por la mañana, exactamente 10am del día 5 de agosto del 2013, estoy yo durmiendo y me despierto como todos los días, abro los ojos y todo está en un silencio extraño, Perla esta a mi lado, mi mascota una lobo siberiano acostada en el piso como asustada, veo una nota al lado de mi cama, encima del teclado de la computadora. Veo una maleta de equipaje a un rincón de mi cuarto, también armas de fuego, bombas, silenciadores de armas, municiones para cada una y comida enlatada en mi peinadora. Veo también las llaves de mi cuarto, de la casa, de la reja del callejón y las del carro de papá.

Mi espada ya no estaba en la pared, sino también en la peinadora con las demás armas. Me paro de la cama y veo a Perla muy asustada escondiéndose debajo de la cama, las cortinas estaban abajo y mi cuarto estaba algo oscuro con falta de luz del sol. Me termino de parar con cara de sueño pero muy asustado a ver todo lo que había en mi peinadora, muchas clases de armas, reviso la comida, abro la maleta que estaba ahí y encuentro casi toda mi ropa, ya mas que preocupado decido leer la nota que me dejo mi mamá, la cual decía:

“Hijo soy tu madre, estoy con tu padre, seguro cuando leas esto ya estaremos muy lejos. Ve al Fuerte Tiuna, sabes dónde queda, es un lugar seguro, tal vez estemos allá, tal vez no, no te lo aseguro pero tampoco te arriesgues.

Usa todo lo que te dejamos en tu cuarto y pon en práctica las clases de tiro que recibiste en el curso el mes pasado. Cuida de Perla, te dejamos su collar con las demás cosas.

No dejes que ellos te muerdan, son lentos pero peligrosos, no hagas mucho ruido, y no te lastimes, cuídate y ten cuidado con los caminantes, no son personas, son monstruos”.

Asustado con mil y un preguntas en mi cabeza ¿Qué serán esos caminantes? ¿Qué ha pasado?
Decido abrir las cortinas y veo todo diferente. El árbol que siempre ha estado al frente de mi ventana esta derrumbado, como otros mas, algunas casas a lo lejos en las montañas están incendiadas, no puedo ver las calles y decido ir a la azotea de mi casa, sin hacerle caso a lo que dijo mi madre, abro la puerta y salgo corriendo hacia arriba, atrás de mi venia Perla, al llegar a la azotea fácilmente puedo ver las calles donde me doy cuenta que hay personas caminando como si estuvieran ebrios o sonámbulos, autos chocados, hasta volcados, casas derrumbadas y otras más incendiadas. Asustado, me siento en el piso arre costado hacia la pared, abrazo a Perla y empiezo a llorar preguntándome ¿Dónde estarán mis padres y que ha pasado con este mundo?

Bajo a mi cuarto, me arreglo, me visto agarro todo lo que me dejo mi madre, guardo las armas en un bolso, uso la espada en la mano y le pongo el collar a Perla. Listo para salir, abro la puerta de la casa, me asomo al callejón y a la entrada principal veo 4 personas como las que vi cuando me asome en la azotea. Reviso al otro lado y no encuentro nada, decido ir por esa salida del callejón. En el camino veo dentro de las casas por las ventanas y pareciera que las hubieran saqueado, como si un huracán pasara por cada una, absolutamente nada.
Sigo mi camino y de una de las casa por la ventana sale un monstruo en forma de persona queriéndome atacar pero con la boca, era muy extraño, reaccione rápido y le clavo la espada que tenía en mano en el cuello en dirección hacia la cabeza, decidí verle el rostro y era la madre de uno de mis amigos del barrio, casi lloro al verla de esa manera, era tan diferente pero se notaba que era ella. Sigo caminando con cuidado, a lo lejos veo 2 caminantes antes de llegar a la salida del callejón, como estaban lejos aprovecho y escojo la pistola más liviana, le coloco el silenciador y gasto 5 balas en derribarlos.

Con Perla a mi lado abrí la reja y por fin salí de allí al frente estaba el Hospital Militar, me dio miedo entrar ahí, no quería ver más a esas cosas andantes, bajo hacia la Casacuna una guardería donde cuidan bebes y niños, más allá queda el estacionamiento donde se encuentra el auto de papá, me asomo a ver si estaba y no lo encontré, estaba un poco confundido, otros autos no estaban tampoco, solo 2, uno estaba volcado y el otro chocado con el frente del estacionamiento, salí de este y a simple vista hacia abajo se veía la avenida San Martin y lo que quedaba de la calle principal, varios carros chocados y volcados y no muchos pero varios “caminantes”.
Me agacho, abrazo fuerte a Perla, miro al frente diciendo.
“Creo que este es el principio del fin, hay que seguir amiga”…
Echale un vistazo a mi fic: http://walkingdead.es/foro/viewtopic.php?f=34&t=1225

Sigueme en Twitter: @jeibersonrojo. Te sigo de vuelta ;)
Avatar de Usuario
JeiberR
 
Mensajes: 22
Registrado: Vie, 04 Ene 2013, 03:41
Ubicación: Venezuela


Re: Caminantes

Notapor Robla » Dom, 06 Ene 2013, 10:51

Se me ha hecho corto. Sólo tengo dificultad en entender alguna oración por alguna escasa falta de puntos o sintaxis, pero a mí me ha gustado. ¿Encontrará a sus padres?
Saludos, Robla.Imagen
ImagenVisita: Mis Relatos Z: Otras historias y Mi Twitter. Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Robla
Moderador
 
Mensajes: 3791
Registrado: Lun, 31 Oct 2011, 13:16
Ubicación: Escondido.


Re: Caminantes

Notapor JeiberR » Lun, 07 Ene 2013, 00:22

Nunca pensé que alguien lo leyera ::|:

Muchas gracias por leerlo, tomare en cuenta tus observaciones, aquí va la continuación :D . Si cometo algun error, corrijanme y juzguenme.


Continuación: Caminantes.


Cuidarse las espaldas.

Luego de tomar mi decisión decido ir al Fuerte Tiuna que me menciono mi madre, no me guardo muchas esperanzas pero todo por estar nuevamente con ellos me da la fuerza en ir hacia adelante.

-El camino que tomare será algo peligroso por las películas que he visto de zombis apocalípticas es mala idea ir por carreteras y autopistas, pero no sé cuáles más caminos tomar.

-Bajaré por la Zona Industrial para luego a tomar la autopista por la Av. J.A. Lamas, no creo que sería mala idea pedir prestado un auto, el de papá no sé donde estará y las cosas se pondrán un poco complicadas si no consigo un transporte, no quiero toparme con una horda de esas cosas.

-Con esta catástrofe no quiero ni pensar como estarán mis amigos y mis familiares lejanos, pero por ahora solo estoy con Perla y debo preocuparme principalmente de cuidarla y sobrevivir, a seguir adelante.

Bajando por la calle con Perla al lado y cuidadosamente, a los caminantes de lejos uso la pistola que anteriormente use, los caminantes que estaban en esa calle, que interrumpían y eran mi obstáculo los derribe, se siente extraño matar a “personas”, nunca antes había matado a algo, excepto insectos.

Antes de cruzar a la calle de la Zona Industrial consigo un auto, claro, con otros más volcados y chocados, pero este no estaba tan mal, un Renault Meganne azul oscuro algunos rayones, con una puerta abierta, me asomo y sale una de esas cosas de improviso, era como un niño de aproximadamente 9 años, rápidamente con la espada le doy en el pecho, lo frene pero seguía vivo como si nada gruñendo con la boca abierta y los brazos en mi, confundido, me alejo un poco y el cae al suelo, aprovecho para clavarle la espada en el cráneo.

-La verdad odio cuando esas cosas salen de repente, casi se me sale el corazón y si eso sigue pasando a Perla le dará algo, bueno ahora lo que no entiendo es porque ese no se moría de una vez, casi le desgarro el hígado con el filo de la hoja, algo aquí me parece extraño, cuando estaba en el callejón a uno de los caminantes les di en el pecho con la bala y volteo pero por su conducta no sintió dolor alguno, pero cuando les daba en el cráneo ¿se morían? No lo sé todo esto me tiene mal.

Tendré que acostumbrarme a apuntar al cráneo a ver si estas cosas apestosas mueren.

A lo lejos en la siguiente calle atrás se oía una mujer gritando, pero no pidiendo ayuda, como si estuviera golpeando.

-¿De qué se tratara esa voz? ¡Vamos Perla!

Corriendo hacia ese lugar me encuentro con la persona menos pensada en ese momento, dándole golpes con una tabla a un caminante, en seguida le doy un tiro en la cabeza a la cosa y me acerco.

-¿Marianth? Asombrado dije.

-¿Jeiberson?, ¿Qué haces tú aquí y que ha pasado con todo esto?- Respondió de la misma manera.

A lo lejos se veía un grupo no grande pero con muchos caminantes.

-Por ahora no podemos hablar ¡Ven conmigo, corre! -Le dije, agarrándola del brazo y llevándola hacia el auto.
Corremos un poco ya que era una cuadra completa de lejos. Al llegar, saco lo que quedaba del cadáver en el auto, lo limpio un poco y le indico que se suba, Perla se monta en la parte trasera y trato de buscar las llaves del auto por todas partes de este, Marianth lo encuentra debajo del asiento del copiloto, lo enciendo y salgo de ese lugar dirigiéndome a la Av. J.A. Lamas. En el camino Marianth me dice.

-¿Ahora si me responderás?

-Oye, por ahora hay que mantener la calma, esas cosas no son personas, son monstros con hambre, al parecer buscan la de las personas vivas, no mueren tan fácilmente ya que hay que darles en el cráneo tal como yo lo hice antes de que te convirtiera en su cena, me debes una, eh. -Le respondí con algo de sarcasmo.

Termino contándole todo desde que me desperté hasta que la encontré.

-¿Qué carrizo ha pasado con el mundo? ¿Mi madre? ¿Mi hermanito? ¿Dónde estará toda mi familia? –Dijo preocupada y llorando.

-Cálmate, pasaremos por el trabajo de tu madre antes para ver si hay alguna posibilidad de encontrarla, aunque no te doy muchas esperanzas. –Le respondo.

-¡¿Alguna posibilidad de encontrarla?! ¡¿No me guardas esperanzas?! ¡¿Estás loco?! –Casi golpeándome dijo.

-¡Dije que te calmaras! Yo también pensé lo mismo, pero hay que ver la realidad de las cosas. Ya el mundo no es como creíamos Marianth, todo ha cambiado y tú misma lo has visto, al parecer como te dije antes, mi madre me dijo que en Fuerte Tiuna hay refugio y mucha seguridad, por ahora nuestro objetivo es ir a ese lugar. –Dije calmándola.

–Ahora dime tú, ¿Como llegaste a ese lugar? Estabas indefensa sin ninguna protección y sola. –Le pregunte.

–Salí de mi casa a comprar algo a la panadería cuando de repente una mujer, pero no era una mujer era algo parecido a una , trato de atacarme y salí corriendo gritando, a lo lejos se veía gente caminando muy extrañamente y me pareció que cuando oyeron mis gritos me siguieron. Corrí y corrí hasta que al fin los perdí entrando por esa calle pero atrás estaba otro de esos y como era una calle cerrada no tuve más remedio que atacarle con esa tabla, fue cuando tú me encontraste. –Me respondió.

–Eres una afortunada, de yo no haberte encontrado serias la cena de esa cosa, aunque tampoco puedo hablar mucho, la suerte ha estado a mi lado todo este tiempo, el auto, las provisiones y las armas. –Le dije en un tono sarcástico.

–Es verdad, deberías de darme una de esas armas, sino fácilmente seré devorada por ellos. –Me dijo ella.

–Ten, es la más liviana que tengo, ya tiene puesto el silenciador y algunas balas, ten cuidado ¿Has manejado armas antes? –Le dije sin apartar la mirada al frente.

–Sí, mi padre me enseño, era policía, aunque no se mucho, solo use unas dos veces, al menos se como apretar el gatillo. –Me dijo riendo.

–Bueno, ya casi llegamos al trabajo de tu madre, ¿Estás segura de ir a buscarla? –Le pregunte.

–¡Claro que sí!, no me iré sin ella. –Me respondió gritando.

–Espera, Marianth mira al frente… –Le dije.

A simple vista en la Avenida, al frente del edificio donde trabaja la madre de Marianth se veía una horda gigante de caminantes, antes de llegar allí, había un desvió a la autopista que va hacia el Fuerte.

–¡No! ¡Madre! –Grito Marianth llorando.

Los caminantes oyeron el grito y se dirigieron hacia nosotros, antes de que llegaran tome el desvió y acelere para perderlos de vista.

Al llegar a la autopista…

–Queda mucho camino por recorrer para llegar, hay que ser fuertes amiga, lamento lo que acabo de suceder, pero hay que seguir adelante. Los 3 llegaremos sanos y salvos, se los prometo. –Le dije para calmarla.

Quitándose las lágrimas de los ojos dijo. –Está bien, pero hay que tener mucho cuidado, estoy segura que lo peor está por llegar y hay que cuidarse las espaldas unos con otros.

Perla suelta un ladrido de alegría y seguí el camino para llegar al Fuerte…
Echale un vistazo a mi fic: http://walkingdead.es/foro/viewtopic.php?f=34&t=1225

Sigueme en Twitter: @jeibersonrojo. Te sigo de vuelta ;)
Avatar de Usuario
JeiberR
 
Mensajes: 22
Registrado: Vie, 04 Ene 2013, 03:41
Ubicación: Venezuela


Re: Caminantes

Notapor Foxtrot » Lun, 07 Ene 2013, 06:05

me ah gustado, me encanta Perla =D!! y si solo tengo problemas entendiendo algunas frases por los signos de puntuacion, pero por lo demas, me tienes entrada! sigue pronto!!
Foxtrot
 
Mensajes: 24
Registrado: Jue, 16 Ago 2012, 19:32


Re: Caminantes

Notapor Robla » Lun, 07 Ene 2013, 13:47

Foxtrot escribió:me ah gustado, me encanta Perla =D!! y si solo tengo problemas entendiendo algunas frases por los signos de puntuacion, pero por lo demas, me tienes entrada! sigue pronto!!


Coincido con el comentario, signos de puntuación, alguna tilde, pero por lo demás, tengo ganas de saber si aparecerá alguien de la familia de ambos.
Saludos, Robla.Imagen
ImagenVisita: Mis Relatos Z: Otras historias y Mi Twitter. Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Robla
Moderador
 
Mensajes: 3791
Registrado: Lun, 31 Oct 2011, 13:16
Ubicación: Escondido.


Re: Caminantes

Notapor JeiberR » Mar, 08 Ene 2013, 01:45

Gracias por leerlo :alegria:

Acá va la continuación :D


Continuación: Caminantes.


Solo un poco más.

–Según recordaba antes de llegar al Fuerte Tiuna se tendrían que pasar dos túneles, ya que, como es la ciudad de Caracas, es completamente un valle, rodeado de montañas, y no pasaremos volando por encima de ellas. Queda a las afueras de la ciudad, yo he ido y estoy seguro que en ese lugar estaremos bien. Espero encontrar a mis padres.

–Se me ha hecho un poco extraño no encontrar muchos caminantes por esta zona, es autopista abierta y estaba preparado para lo que posiblemente pasaría, ojala siga así hasta llegar.
Ya estábamos por llegar al primer túnel, chocando y golpeando caminantes con el auto, llegamos a la entrada, pero antes, reviso el retrovisor y vi, no muy lejos pero tampoco cerca, una horda grande de caminantes. Seguro nos siguieron desde la Av. J.A. Lamas.

Le dije a Marianth que también se fijara y desesperada dijo.

–Sigue adelante. ¡Rápido! Hay que entrar.

Acelere lo más rápido que pude. Entrando al oscuro túnel, enciendo las luces delanteras y se veían carros volcados, aún así lograba pasar, claro, rayando un poco el auto. Un auto bloqueaba un poco la vista, y cruce al otro canal, cuando los faros alumbraron al frente. Miles de ellos, caminando sin dirección y otros comiéndose partes de cuerpos de personas en los otros autos.

–Atrás, atrás, salgamos de aquí. –Grita Marianth.

Sin pensarlo dos veces retrocedí el auto para salir del túnel, pero la horda que nos venía siguiendo ya estaba entrando en el túnel.

– ¡No, no, no, no! –Exclamé.

– ¿Qué haremos? Estamos perdidos, no hay salida. –Dijo Marianth llorando.

– ¡Cálmate! Tengo una idea, algo riesgosa pero es nuestra única oportunidad. –Le dije, tomándole un brazo.

– ¿Cuál idea, y que tan riesgosa? –Pregunto.

–Escucha. Seguiremos adelante, tendremos algo de turbulencia allá, el auto no resistirá mucho, pero hay que intentarlo, luego si logramos salir, no podíamos seguir en transporte, sino a pie. Luego de este túnel hay otro pero más adelante. En cambio si retrocedemos es obvio que el auto no tendrá la misma fuerza que de frente y seremos el almuerzo de esas cosas. ¿Qué dices? –Le aclare.

–Si no fuera nuestra única oportunidad, te diría que estás loco. Está bien, sigamos.

Acelere el auto muy rápido, al llegar, empezamos a tener turbulencia, se frenaba un poco y esas cosas estaban pegadas a nosotros. Tenía el acelerador pisado completamente.

–Vamos bebé, vamos, tu puedes. Solo un poco más. –Dije.

Perdía velocidad, no andaba más el auto, eso era mala señal. Solo faltaba un poco para llegar a la salida del túnel.

–Hasta aquí llego el auto, tenemos que bajar. –Dije.

– ¿Qué? ¿Bajar? ¿Cómo? –Pregunto Marianth.

–La puerta trasera, donde esta Perla, si somos rápidos tal vez logremos salir, ya que se distraerán con el sonido del auto. –

Le respondí.

–Está bien, vamos. –Dijo ella.

En un acto rápido baje a Marianth y a Perla, por ultimo bajé yo y corrimos a la salida del túnel. Miré hacia atrás y tres caminantes estaban persiguiéndonos, en seguida use la espada, matando a los dos primeros, casi caigo al suelo, me canse demasiado rápido. Marianth se da cuenta y usa la pistola que le di para derribarlo, le da al pecho, luego al brazo, finalmente le pudo dar a la cara. Parándome rápido, recojo la espada y las alcanzo. Miro nuevamente hacia atrás y no venían más caminantes.

Nos detuvimos en los arboles que se encontraban a un lado de la autopista.

–Gracias, casi muero allá atrás. –Le dije.

–No importa, ya no te debo nada, ¿Recuerdas? –Dijo ella en un tono burlón.

– ¡Ja! Si claro, no te preocupes. Ahora hay que buscar un lugar donde acampar, ya casi se hace de noche. –Le dije.

–Mira, allá arriba, creo que ese será un buen lugar. –Señalo ella una pequeña colina.

–Está bien, vamos para allá. ¡Vamos Perla, sígueme! –Dije.

Llegamos al lugar, y si parecía algo habitable. Era una pequeña colina, alejada del túnel y de la autopista, con buena vista para montar algo de guardia y dormir un poco.

Ya de noche. Montamos la carpa, solo tenía una, pero era grande, podíamos dormir los tres. Prendí un pequeño fuego y calenté algo de carne enlatada, mientras Marianth terminaba de arreglar las cosas.

– ¡Hora de comer! –Dije.

–Genial. –Dijo Marianth.

– ¡Guau! –Ladró Perla

Al terminar de comer, dije.

–Está noche monto guardia yo, descansen un poco.

En eso Perla decide quedarse a mi lado y Marianth entra en la carpa a descansar.

Ya eran las 3:34 a según mi reloj.

–Hey amiga, ve adentro, a la carpa, está haciendo algo de frio acá afuera. –Le susurre a Perla.

Se agacho y se quedo con la mirada al frente.

–Está bien, hagamos un trato. Yo entrare a la carpa, a ver como esta Marianth, si llegas a ver algo extraño, ladra. ¿De acuerdo? –Le dije.

– ¡Guau! –Respondió

Entre a la carpa a descansar un poco, me arre cuesto al lado de Marianth. Me quito la camiseta y descanso un rato. En eso una mano pasa por mi pecho abrazándome y ella besándome el cuello.

– ¿Qué estás haciendo? –Le susurre en voz baja.

–Solo cálmate y relaja un poco tu cuerpo. –Me respondió…
Echale un vistazo a mi fic: http://walkingdead.es/foro/viewtopic.php?f=34&t=1225

Sigueme en Twitter: @jeibersonrojo. Te sigo de vuelta ;)
Avatar de Usuario
JeiberR
 
Mensajes: 22
Registrado: Vie, 04 Ene 2013, 03:41
Ubicación: Venezuela


Re: Caminantes

Notapor Robla » Mar, 08 Ene 2013, 15:59

¿Dispara y no les siguen? Eso es lo único "raro" o pega que puedo encontrarle. Por lo demás bien.
Saludos, Robla.Imagen
ImagenVisita: Mis Relatos Z: Otras historias y Mi Twitter. Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Robla
Moderador
 
Mensajes: 3791
Registrado: Lun, 31 Oct 2011, 13:16
Ubicación: Escondido.


Re: Caminantes

Notapor JeiberR » Mar, 08 Ene 2013, 18:48

Robla escribió:¿Dispara y no les siguen? Eso es lo único "raro" o pega que puedo encontrarle. Por lo demás bien.


Recuerda del arma con silenciador.
Echale un vistazo a mi fic: http://walkingdead.es/foro/viewtopic.php?f=34&t=1225

Sigueme en Twitter: @jeibersonrojo. Te sigo de vuelta ;)
Avatar de Usuario
JeiberR
 
Mensajes: 22
Registrado: Vie, 04 Ene 2013, 03:41
Ubicación: Venezuela


Re: Caminantes

Notapor Robla » Mar, 08 Ene 2013, 18:50

JeiberR escribió:
Robla escribió:¿Dispara y no les siguen? Eso es lo único "raro" o pega que puedo encontrarle. Por lo demás bien.


Recuerda del arma con silenciador.


Igualmente gritos de una chica, ladridos de Perla, salida del coche, como si dejaran de existir..
Saludos, Robla.Imagen
ImagenVisita: Mis Relatos Z: Otras historias y Mi Twitter. Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Robla
Moderador
 
Mensajes: 3791
Registrado: Lun, 31 Oct 2011, 13:16
Ubicación: Escondido.


Re: Caminantes

Notapor JeiberR » Mar, 08 Ene 2013, 18:52

Robla escribió:
JeiberR escribió:
Robla escribió:¿Dispara y no les siguen? Eso es lo único "raro" o pega que puedo encontrarle. Por lo demás bien.


Recuerda del arma con silenciador.


Igualmente gritos de una chica, ladridos de Perla, salida del coche, como si dejaran de existir..


Haré algo un poco mas realista, gracias por la observación.
Echale un vistazo a mi fic: http://walkingdead.es/foro/viewtopic.php?f=34&t=1225

Sigueme en Twitter: @jeibersonrojo. Te sigo de vuelta ;)
Avatar de Usuario
JeiberR
 
Mensajes: 22
Registrado: Vie, 04 Ene 2013, 03:41
Ubicación: Venezuela

Siguiente

Volver a Índice general

Volver a Relatos Z

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados