//
Go to footer







*** ESTE FORO ACTUALMENTE ES SOLO DE LECTURA. ***






Apocalypse Please

Escribe aquí tu Fanfic (SOLO CAMINANTES REGISTRADOS y por supuesto, temática exclusiva The Walking Dead)

Re: Apocalypse Please

Notapor Marc » Vie, 06 Mar 2015, 18:52

wow increible como siempre, Me encanta como nos enseñas a esta lori chantajista, deseando la siguiente parte.
Marc
 
Mensajes: 8
Registrado: Dom, 09 Feb 2014, 20:15


Re: Apocalypse Please

Notapor matagigantes11 » Sab, 21 Mar 2015, 13:10

Phuen8 escribió:
matagigantes11 escribió:Por cierto....ya he terminado de leer todo... he ido leyendo como todos sufrían por las ansias de leer mas y no poder.... y ahora me toca unirme :cry: :cry: :cry: :cry:

Espero que las musas te visiten cada momento y no puedas dejar de escribir!! Porque me tienes agonizando

Un besazo pelirroja. Nos vemos en Mordor (patria queriiida :bailando: )


Aquí donde veis a mi amada "matagigantes11" es una amiga de tooooda la vida, la conozco desde los 8 años y conociéndome coge y se atreve a leerme, vaya par de ovarios! :aplauso:
A ver si no me matas cuando suba los siguientes capítulos...


Es todo un privilegio ver como te has convertido en una persona tan increible. :besoamor:
Sigue escribiendo :Ola:
matagigantes11
 
Mensajes: 3
Registrado: Mar, 27 Ene 2015, 15:33


Re: Apocalypse Please

Notapor Phuen8 » Mar, 24 Mar 2015, 17:43

5. Juntos hasta la muerte.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=VbxgYlcNxE8[/youtube]


Los trazos se iban entrelazando. La mina de sus lápices esparcía emociones sobre el papel sin restricción, sin temor. Dibujar le relajaba y mucho. Le gustaba plasmar la belleza del universo sin importar la plataforma. ¿Qué más daba si era un lienzo o un pequeño garabato? Lo importante es que reflejase aquello que él quería transmitir… aunque claro, para eso primero tenía que encontrar a alguien con quien compartir su pasión, una mujer en la que inspirarse.

Le encantaba esbozar los contornos femeninos. Le gustaban con curvas, femeninas, naturales. Estaba en contra de la nueva moda basada en la cirugía plástica. Él era como era y lo aceptaba, por eso le gustaba la gente como él… ¿y cómo era él? Nunca se lo había planteado porque en casa, desde pequeño, nadie le enseñó a hacerlo. Sólo sabía trabajar, le habían enseñado a mirar hacia otro lado… incluso a robar objetos inútiles para que más tarde su padre se encargara de venderlos. A menudo su madre lo enviaba a seguir como un perrito faldero a su hermano mayor, Merle Dixon, el terror del pueblo. Tenía tantas faltas en comisaría que podría empapelar su habitación con ellas, pero al final siempre se escapaba, ya se las ingeniaba él para que así fuera. Hasta que la cárcel se convirtió en su hogar y, Daryl, cuya madre había muerto en un incendio 8 años atrás y cuyo padre había decidido abandonarlos, solo en este mundo cruel, decidió establecerse por su parte, buscar su propia suerte y empezar de nuevo.

Pero arrastraba una mochila muy pesada: la huella de los Dixon. Él no era como ellos, siempre se había sentido distinto, que no mejor (por desgracia era todo lo contrario). Creía en la justicia, pero ante sus ojos habían desfilado infinitas triquiñuelas que hacían de su familia la más temida al sur del país. Su apellido le caía encima como una losa y el joven Daryl pronto se percató de que al igual que ese “Dixon” todos aquellos prejuicios le acompañarían para siempre.
Él no quería robar, le hubiese gustado poder estudiar para labrarse un futuro digno, pero su familia gastaba todo su dinero en droga y sólo le preocupaba mudarse de pueblo cada “x” tiempo para no acumular deudas. Él quería tratar bien a las mujeres, tal y como veía hacerlo a esos antiguos galanes de Hollywood, pero las chicas del pueblo siempre se le echaban encima como auténticas hienas, movidas por la fama de Merle Dixon de gran amante, aunque más de una había acabado visitando al ginecólogo y no precisamente para una revisión rutinaria. Perdió la virginidad con una amiga de su madre a los 15 años, 20 años mayor que él y colocada de crack hasta las mejillas… Este hecho lo traumatizó tanto que acabó renegando de las mujeres como si todas fueran en el mismo saco… Aunque claro, uno no siempre puede reprimir sus deseos más carnales y alguna que otra aventura si había vivido, pero ahora simplemente se dedicaba a su gran hobbie (el dibujo) y a su trabajo.

¿?: ¡Daryl! ¡Ayuda!

Cindy, la hija del vecino, una niña de 5 años que no le llegaba ni a la cintura, golpeó efusivamente la puerta de su pequeño “despacho”. En el taller que había montado con sus propios ahorros Daryl construyó una pequeña habitación para evadirse de ese pueblo de paletos en el que se había asentado. Hubiese preferido ir a San Francisco, o tal vez a Miami, pero Merle había salido de prisión 3 años atrás y quería ayudar a reinsertarlo en la sociedad… sin éxito alguno.

Pues bien, Daryl reconoció al instante la voz de la pequeña y quiso hacerse el sordo pero era imposible, dado que junto a la puerta había una enorme cristalera. Siguió arrastrando su lápiz sobre el cuaderno cuando Cindy golpeó la cristalera. Daryl cerró los ojos tomando aire y antes incluso de mirarla le dijo:

DARYL: Dile a tu padre que puede venir cuando quiera a por el coche.

CINDY: ¡Daryl! ¡Me quieren matar!

¡BOOM! Giró hacia ella su cuello y vio las huellas de sus pequeñas palmas ensangrentadas, restregadas por el cristal. Se levantó de un salto y abrió la puerta con el pestillo y la llave.

DARYL: ¡Pasa!- ella entró como loca y se agarró a sus piernas, llorando como lo que era, una niña indefensa.

Cindy bien podría pasar por una típica niña de anuncio americano: rubia, ojos azules, pelo lacio y largo y sonrisa preciosa… pero sus padres no le daban la vida que merecía. Daryl no es que sintiese mucho cariño hacia los niños, ni siquiera hacia el recuerdo de cuando él mismo lo era, pero la figura de Cindy le recordaba a él, un cuerdo entre lunáticos.

DARYL: Dime que eso es pintura- señaló sus manos mientras la separaba de sí y se agachaba a su altura.

CINDY: ¡Es sangre de mamá!

DARYL: Tranquilízate, Cindy. Necesito que me cuentes qué ha pasado. Espera un momento, llamaré a la policía.

CINDY: Mi padre no me deja llamar a la policía, dice que siempre llegan tarde.

DARYL: No nos importa lo que tarden, tienes las manos llenas de sangre, esto es urgente. ¿Dónde está tu padre? ¿Ha sido él? Maldito hijo de puta…

CINDY: Mi padre está muerto. Y ella. Y mis dos hermanos… y pronto tú y yo también.

Pocas veces antes había tenido esa sensación, ese escalofrío que te sube por la espalda y se acuesta sobre tus hombros.

DARYL: ¿No será un juego verdad?

¡BOOM! Otro susto de nuevo. Algo había golpeado la cristalera de nuevo y Daryl casi sucumbe ante el impacto. Miró con recelo y se encontró con el padre de Cindy con la cara desencajada, extraña, como si estuviese drogado y echando espuma por la boca.

CINDY: Tengo miedo…- volvió a agarrarse a él.

DARYL: Saldré a hablar con él, ¿vale? Llamaré a la policía para que venga de camino. ¿Ves cómo tu padre no está muerto?

CINDY: ¡Pero antes sí lo estaba! El señor que los mordió, él le arrancó un brazo, papá no respiraba.

Fue pronunciar “brazo” y Daryl volvió su vista de inmediato hacia el padre de Cindy. Efectivamente, su brazo derecho no estaba y en su lugar había una catarata de sangre empapando sus pantalones vaqueros. No podía dar crédito a lo que estaban viendo sus ojos.

DARYL: ¿Has dicho… que le han mordido?

CINDY: Sí, el señor Harrelson, el vecino de enfrente.

DARYL: No puede ser, tiene casi 80 años.

CINDY: Pero lo hizo señor Daryl, yo lo vi.- estaba visiblemente desesperada porque Daryl la creyese y tenía tanto pánico que se lanzó a abrazarle.

Él alcanzó a acariciarle la cabeza mientras veía a su padre revolverse contra el cristal. Sacó su teléfono móvil del bolsillo trasero y marcó el número de la policía, pero no había línea.

DARYL: ¡Mierda!

¡BOOM! Ahora era la madre de la niña la que había llegado al taller… los dos estaban desquiciados, dando tumbos como descerebrados por el establecimiento. Golpeaban y golpeaban la puerta y la cristalera, los estaban viendo y no parecían demasiado pacíficos.

DARYL: Tenemos que salir de aquí.

CINDY: ¡Ahí hay una ventana!- señaló a la vieja y pequeña ventana al otro lado de la sala.

DARYL: Hace meses que no va.- pero no, no había otra salida.

Corrió hasta ella e intentó subirla, pero no había manera. Cogió un destornillador para intentarlo, pero era inútil. Tenía que haberla arreglado antes, pero ahora de nada servía lamentarse.

¡Crack! La pareja de camellos tejana había conseguido romper el cristal que los separaba de sus presas antes de lo previsto. Daryl lo vio con sus propios ojos y también vio su moto al otro lado del taller. Era la única manera de salir de allí con vida. Indicó a Cindy que se refugiase bajo la mesa y escondió la mano que sujetaba el destornillador a su espalda.

DARYL: Markus, Kendall… ¿qué está pasando?

Ellos no articularon palabra. Agitaban la cabeza de un lado a otro como los perros y se retorcían en sus propios cuerpos, llenos de heridas de guerra… y de sangre fresca. No parece que quisieran resolver el asunto con palabras. Ella fue la primera en correr hasta él, por lo que Daryl se agarró con las manos al resquicio de la ventana y la empujó con ambas piernas.

DARYL: ¡¿Qué coño hacéis?!- hizo lo mismo con Markus, que tardó poco en levantarse del suelo.- ¡Cindy corre!

La niña no podía moverse, el miedo la tenía ensimismada y los dientes le castañeteaban tanto que era lo único que se escuchaba en el despacho junto con los jadeos de sus padres.

DARYL: cierra los ojos, Cindy- fue lo único que alcanzó a decir al ver que Markus iba de nuevo hacia él. Era la primera vez que lo hacía, aunque por desgracia no era su primera pelea. Notó que había pinchado en hueso en cuanto le clavó el destornillador en el pecho al padre de la pequeña, pero no encontraba otra manera de salir de la situación. Ante situaciones desesperadas, medidas desesperadas.

Se deshizo de los dos como pudo y cogió a Cindy de la mano. La levantó en peso para sacarla a través de la cristalera y la llevó hasta la moto.

DARYL: Venga, joder…

La moto no iba. Daryl comprobaba su Harley todos los meses pero esa mañana no quería ir. Lo intentó una, dos, tres… siete veces, pero fue en la número ocho cuando lo consiguió… aunque demasiado tarde para Cindy, porque Kendall la cogió del pelo y la arrastró hacia atrás. Daryl vio entonces por primera vez el ataque de un zombie. Esa mordida excitante, ese frenesí de vísceras… Estiró la mano para sacar su pistola de uno de los cajones mientras por el rabillo del ojo veía a Markus acercarse. La suerte quiso que al disparar contra Markus hubiese balas dentro. Estaba tan nervioso que le voló la cabeza y ya casi podía verse tras las rejas, algo que sin duda Merle le echaría en cara durante el resto de sus miserables vidas. Corrió hacia Cindy pero no había ya nada que hacer… Kendall se había comido la cara de su propia hija, nariz incluida, y a juzgar por el brillo de sus ojos la pequeña debía estar tierna y jugosa. Muy jugosa. Daryl aprovechó que Kendall seguía con su banquete, sacó su pañuelo del bolsillo trasero, se lo colocó en la cara para no oler tal atrocidad (el olor a sangre cuando hay tanta es… mejor no os lo describo) y arrancó la moto en dirección a la casa de su hermano mayor.


_______________________________________________________________________________________________


JIMMY: ¿Cómo has dormido, princesa?- le besó la mano y le sonrió como cada mañana.

BETH: Mal… no he dejado de tener pesadillas.

JIMMY: Voy a decirle a tu padre que te has despertado, estaba muy preocu…

BETH: No por favor- sujetó su mano con fuerza.- Estoy cansada de sus neurosis.

JIMMY: Beth, está preocupado por ti…

BETH: Pues dejad de preocuparos todos por mí, pronto dejaré de sufrir.

JIMMY: ¿Cómo dices eso? La vida es maravillosa.

BETH: Ya estás como la colgada esa, una de las nuevas.

JIMMY: ¿Nicole?

BETH: ¿Quién? No, me refiero a… Lana, creo que se llama así – él asintió.- Ayer me contó una historia sobre sí misma, dice que a los 15 años intentó suicidarse porque se metían con ella en el colegio… y no me extraña, qué tía más pesada.

JIMMY: Sólo intenta ayudar, cariño… son buenas personas.

BETH: Yo también lo soy, ¿Sabes? Por eso no merezco esta plaga ni que todos mis seres queridos estén enterrados en el terreno como si fueran un cultivo cualquiera del descerebrado de mi padre.

JIMMY: Debes tener fe.

BETH: No me queda de eso. Me planto, Jimmy. No quiero seguir con esta mierda.

JIMMY: Si tú te rindes yo me rindo, ¿recuerdas? Juntos hasta la muerte.

BETH: No digas tonterías.

JIMMY: No es una tontería, es una realidad. No sabría vivir sin ti en este mundo.

Beth lo besó en los labios y se dio la vuelta en la cama. Ya había tenido suficiente.

___________________________________________________________________________________________


MEGANE: Buenos días chicos.

Shane y yo bajamos los últimos a desayunar. Dormir en esa cama de matrimonio nos había devuelto a la vida y al juzgar por las caras de mis compañeros ellos sentían lo mismo. Todos estaban sentados alrededor de la mesa… bueno, todos los nuestros y Maggie.

MEGANE: un momento, ¿y Lana y los demás? ¿No han vuelto?

MAGGIE: no… pero seguro que estarán al caer.

No pude evitar preocuparme por ellos… Perder a cuatro de los nuestros de una sentada, estando entre ellos la pequeña Sophia y Lana… Miré a lo largo de la mesa y me faltó Lori.

MEGANE: ¿llegamos tarde?- Andrea esquivó mi mirada.

GLENN: No… los demás prefieren desayunar en la cocina. – los demás eran Jimmy, Patricia, Hershel y una arrastrada Lori que como veía que ninguno de nosotros podría tragarla había decidido unirse al otro bando. Eric y yo nos miramos y sé que ambos pensamos en los caminantes enterrados. Y al parecer no éramos los únicos.

DALE: chicos, tengo que hablar con vosotros urgentemente.

SHANE: Claro, di.

DALE: ¿Podría ser a solas?- miró a la mayor de los Greene.- No se lo tome a mal señorita Greene, son temas del grupo que nada tienen que ver con su familia.

MAGGIE: Al contrario que mi padre no me como a nadie.

“Sí, pero tu madre sí” fue el gran comentario que tan pronto apareció en mi mente se fue.

Maggie se levantó de su silla, recogió varios platos y fue hasta la cocina, donde cerró la puerta.

DALE: Si no os importa prefiero hablarlo fuera, en la caravana.

5 minutos más tarde, ya estábamos los 7 reunidos. Rehuí la invitación de Andrea de sentarme a su lado. Después de descubrir que Shane había tenido que matar a Otis para salvarla mientras ella todavía se mostraba desagradecida… pocas ganas me quedaban de siquiera rozarla.

NATHAN: Dispara.

DALE: Mirad, yo creo en Dios pero no hasta el punto de esta gente. Están completamente locos, no son de fiar.

SHANE: Explícate.

GLENN: Se están portando genial con nosotros… no deberíamos estar aquí hablando así de ellos.

DALE: Entierran vivos a los muertos.

Eric y yo, agarrándonos a escondidas la mano, por no agarrarle el cuello a Dale. ¿Cómo soltaba esa bomba de esa manera?

ANDREA: ¿Cómo?- no podía cerrar la boca, se había quedado alucinada.

DALE: Ayer Megane, Eric y yo vivimos un episodio muy desagradable… casi muerden a Megane.

SHANE: ¡Megane!- todos se giraron hacia mí y Eric y yo nos soltamos- ¿Por qué no me lo has dicho?

MEGANE: sólo mordió mi guante, ni siquiera me hizo un rasguño. Además, eso no es lo importante.- por un lado estaba realmente fastidiada porque Dale hubiese contado nuestro “secreto” pero por otro noté cierto alivio al soltar ese gran peso.- Hershel y su familia creen que los caminantes sólo son personas enfermas que volverán a la vida cuando todo esto haya pasado.

NATHAN: ¿Y creen que huelen así de mal porque…?

MEGANE: no me preguntes porque no lo sé, el caso es que encontramos al menos a uno de ellos bajo tierra.

NATHAN: ¿Pero vivos? Bueno… me refiero a no muertos, a ver… muertos sí, pero…- lo miré con los ojos entrecerrados. Este chico nunca descansa.

ERIC: Sí, transformados.

ANDREA: A lo mejor solo era uno de ellos.

MAGGIE: No…- subió los escalones hasta la caravana y todos enmudecimos avergonzados.- Tranquilos, estoy de vuestra parte. Quiero a mi familia, pero están desquiciados y nosotros en peligro.

SHANE: ¿De qué peligro estamos hablando?

_______________________________________________________________________________________


Maggie abrió la cerradura del viejo y oxidado candado del granero y abrió poco a poco las puertas, pendiente de que nadie de la casa los viera.

MAGGIE: Entrad corriendo, no tenemos mucho tiempo antes de que mi padre se dé cuenta.- cerró tras de sí las puertas de madera.

No es que hubiese estado en muchos graneros hasta entonces, era más de tiendas de ropa y zapatos, pero desde luego no era la idea que tenía sobre ellos. Estaba dividido en pequeñas cuadras… repletas de caminantes.

DALE: ¿Qué demonios…?

Shane sacó su pistola al instante pero yo me adelanté y tapé el cañón con la palma de mi mano y lo agaché.

MEGANE: no desenfundes tan rápido, vaquero. Maggie- me acerqué a ella.- ¿Qué es esto?

Nathan fue el primero en acercarse, saltaba a la vista que estaba tan asombrado como divertido. Un show.

NATHAN: ¿Y dices que tu padre ha dejado el alcohol?

MAGGIE: Esto no lo causa el alcohol, lo causa la ceguera de la fe absoluta. Yo creo en la palabra de dios y en sus valores, pero no podemos tomarnos cada palabra de la Biblia como un mantra. Y mi padre y los demás lo hacen. Rezan juntos 5 veces al día, contando el alba y el anochecer, pero eso no es lo más fuerte… daos la vuelta.- todos volvimos a mirar el fétido espectáculo.- Si os fijáis están divididos en 1, 2, 3, 4 y 5.- un cartel adornaba la puerta de cada cuadra.- Las cuadras 1, 2 y 3 están ocupadas por los caminantes, como vosotros los llamáis, que han surgido hace poco… y que Otis y Jimmy han traído hasta aquí. La cuadra 4 los vecinos y conocidos transformados. Y la cuadra 5…- miró hacia abajo.- mi familia. Como veis algunos no se han levantado, como… como mi madre – Glenn la abrazó.- pero mi padre es demasiado terco y se niega a pensar que no resucitará.

SHANE: Dame una razón por la que no deba quemar el granero ahora mismo.

MAGGIE: ¿Crees que yo no lo haría? Pero mi padre es muy estricto respecto a eso y me echaría de casa.

ERIC: ¿Y si damos un golpe de estado?

Al principio sé que a todos nos pareció un disparate, porque aunque con reparo, ellos nos habían acogido, era una falta de respeto quitarles el poder… pero también era inevitable. Teníamos que darle la vuelta a la situación, si seguían llenando de zombies el granero acabarían por derribar las puertas y matarlos a todos.

MEGANE: Sé que todos estamos en caliente y Maggie, te agradezco en el corazón que nos hayas apoyado en esto, pero tu padre ya tenía un plan en mente y siento decíroslo aquí y ahora... pero Hershel quiere que nos vayamos. De nada sirve que matemos a todos estos caminantes, nos iremos hoy mismo.

SHANE: No tenemos por qué hacerlo. Vamos Megane, este terreno es grande, podemos cercarlo, podemos vivir en la casa, plantar cultivos, calentar agua… podríamos salir a buscar más supervivientes, establecer aquí nuestra base, crear algo nuevo…

HERSHEL: ¿Hablas de mi casa?

Nos giramos todos lentamente. Segunda pillada del día y cada una peor que la anterior. Hershel no venía solo. Patricia, Jimmy y Lori lo acompañaban. Parecía una peli mala de serie B.

MAGGIE: Papá…

HERSHEL: Mi propia hija… traicionándome… ¿te he educado para esto?

MAGGIE: papá estás enfermo… estas personas están muertas.

HERSHEL: entonces ¿esto es magia? ¿Y por qué andan? ¿Por qué rugen?

SHANE: ¿Por qué matan?

MEGANE: Están muertos. No hay más.

HERSHEL: Yo solo creo en lo que veo y estas criaturas se mueven como tú y como yo.

MEGANE: Si sólo crees en lo que ves, ¿por qué crees en dios?

HERSHEL: Disculpe doctora pero esta es mi casa y usted ya no es bienvenida. Tienen cinco minutos para salir de mis dominios.

MAGGIE: No papá. Esto se acabó.

HERSHEL: Claro que se acabó, contigo o sin ti esto ha acabado.

Hasta a mí me pareció cruel que desterrase a su hija en un mundo tan cruel como éste.

Ocho contra cuatro. Éramos el doble en número y eso que faltaban Daryl y los demás. Ya no íbamos a poder llegar a un acuerdo, o actuábamos o huíamos y me dolía en el alma pensar que el único sitio a salvo que habíamos conocido en todo el año iba a estar dominado por 4 beatos imprudentes. Y no me daba la puta gana.

SHANE: ¡Se acabó!- sin mediar palabra y con tan solo mi asentimiento (nos hablamos con la mirada) levantó su escopeta y comenzó a disparar a los pasajeros de la cuadra número uno.

Andrea se encargó de la cuadra número 2, Nathan y Dale de la 3, Glenn de la 4 y Eric de la 5. Maggie y yo contuvimos a Hershel y los suyos apuntándolos con nuestras armas. Las manos de Maggie Greene temblaban tanto que daban ganas de abrazarla para tranquilizarla, pero obviamente no era el momento. Hershel cayó derrumbado al suelo, aporreando la tierra con ambos puños. Patricia acariciaba su pelo, llorando a lágrima viva. Jimmy no daba crédito, no sabía a donde mirar ni qué hacer y Lori se cruzó de brazos y me miró con la ceja levantada, como diciendo “¿has visto lo que has conseguido?”. Pues sí, idiota, he conseguido que no te mate de noche esta panda de zombies.

Y de pronto llegó el silencio. Olor a pólvora, a cuerpos descompuestos (supongo, porque mi olfato ya se había acostumbrado a ese “aroma”).

Hershel se levantó del suelo tapándose los oídos y mirándome fijamente. Confieso que sentí tanto miedo que casi me lo hago encima… y juro que no es broma. Llevó su mirada desatada hasta su primogénita y comenzó a gritar como un loco. Tan fuerte que el eco nos provocó un pitido. Patricia intentó sosegarle, pero no había manera. Se sentó en una vieja y sucia silla de madera en silencio y se pasó las manos por la cabeza sin parar. Era una olla a presión a punto de explotar.

HERSHEL: ¡Marchaos asesinos!… y que no se os ocurra volver.

Echó a andar hacia la casa y los otros tres lo siguieron no sin antes dedicarnos una mirada de desaprobación.

Nos miramos entre nosotros desconcertados, con el corazón a mil por la situación tan al límite que acabábamos de vivir. El caso es que ya no había marcha atrás y una convivencia entre ambos bandos iba ya a resultar imposible.

NATHAN: Bueno… ¿nos abrimos o qué?- se secó el sudor y colocó los brazos en jarras.

MAGGIE: Voy a hablar con él.

MEGANE: no, esto lo empecé yo y lo acabaré yo. ¿Eric?- asintió y Shane agarró a Maggie intentando tranquilizarla, con la ayuda de Glenn.

Corrimos hasta ellos por si se les ocurría cerrarnos la puerta de casa (teníamos mucho armamento y comida dentro), pero ni siquiera lo pensaron. Algo mucho más gordo que el incidente del granero acababa de ocurrir.

Paso a paso recorrimos la casa en busca de Hershel, habitación por habitación. Un grito desgarrador nos alertó.

MEGANE: la habitación de Beth- dije en un suspiro.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=eIZNyC1uYko[/youtube]

Corrimos uno junto al otro con el corazón en un puño. Llegamos justo para ver caer al suelo a Hershel, con una Patricia que intentaba sostenerlo sin conseguirlo. Todos gritaban, pero Eric y yo aún no sabíamos por qué… y al instante lo comprendimos todo.

El cuerpo de Beth, pálido, delgado y bello como siempre, estaba inclinado hacia la izquierda de la cama, cayendo hacia abajo. El corazón aún seguía boqueando sangre y su cabello dorado como el sol le tapaba benevolentemente la cara. Beth había aprovechado el tiroteo en el granero para poner fin a su vida… un disparo más en aquella situación no llamaría la atención, ¿verdad?

Jimmy nos empujó involuntariamente al salir corriendo de la habitación. No creo ni siquiera que hubiese reparado en nosotros. No creo ni siquiera que supiera qué estaba pasando, todo estaba resultando tan vertiginoso, tan… irreal. Lori se tapó la cara y chilló con fuerza, chilló y chilló hasta que Eric la sacó de la habitación para que Patricia pudiera atender a Hershel. Precisamente de la mano de éste cayó una pequeña hoja de papel, que recogí disimuladamente aprovechando lo extraño de la situación.

“Papá, te quiero, por eso no puedo seguir así. Ellos no están enfermos, los enfermos somos nosotros. Mamá ya nunca volverá, murió, igual que todos aquellos a los que muerden esas criaturas. No sirve de nada luchar por seguir en un mundo que ya se ha convertido en un infierno. No pretendo subir al cielo, sé que eres creyente y que mi muerte no será tolerada por tu dios, pero cualquier cosa será mejor que vivir así. Te estaré esperando al otro lado. Cuida de Maggie… aunque ella sabe hacerlo bien sola, como buena Greene. Da una oportunidad a los nuevos y piensa en todo lo que te he dicho… que mi muerte no sea en vano. Dile a Jimmy que sea fuerte y que”

Un movimiento al otro lado de la ventana me distrajo de la carta de despedida. Jimmy estaba en el patio trasero, de rodillas y clamando al cielo. Hasta ahí podría parecer todo normal, pero no, Jimmy sacó algo de su bolsillo trasero y lo supe, supe que iba a tomar el mismo destino que su amada Beth y desgraciadamente no me equivoqué. Abrí la ventaba torpemente, por los nervios contenidos de la situación, y alcancé a gritarle que no lo hiciera cuando él me miró a los ojos y pulsó el gatillo dentro de su boca. La imagen no pudo ser más escabrosa: su sombrero de cowboy saltó por los aires y su cuerpo cayó hacia atrás lentamente, levantando una humareda de polvo a su alrededor.

En aquel preciso momento no sé por qué me vino a la mente “Romeo y Julieta”… una tragedia evitable, un amor sobrecogedor… un final horrible.

_____________________________________________________________________________________________


No sé cómo pude llegar al porche, pero lo conseguí. Eric corrió tras de mí y el resto del grupo salió del granero al escuchar el disparo final de Jimmy. Dos muertes en un mismo día y ninguna por culpa de un caminante, ¿qué estaba ocurriendo?

Vomité como nunca lo había hecho, ni siquiera como cuando encontré mi primera montaña apilada de caminantes descompuestos… había más moscas que en el rodeo anual de Alabama, pero nada, nunca como entonces. Los espasmos se acumulaban en mi vientre y no podía parar. Shane cogió un trapo que había apoyado en la barandilla del porche y derramó lo que quedaba de su botellín de agua sobre él. Me lo pasó por la nuca y por la frente y me ayudó a sentarme.

ERIC: Megane, ¿puedo hablar un momento contigo a solas?

SHANE: ¿Por qué a solas?

ERIC: Es un asunto urgente, Shane. No se lo pediría estando así- me señaló- si no fuera totalmente necesario.

Levanté la cabeza y le pedí que me ayudara a levantarme. Nos apartamos un par de metros y Shane ni se movió de allí, inquieto. ¿Qué era tan importante entre ellos que no pudiera esperar?

ERIC: Meg, Beth va a despertar, tenemos que hacer algo.

Oímos a Maggie gritar desolada y a Glenn intentando contenerla.

MEGANE: Mierda… ni me acordaba. ¿Qué vamos a hacer? No podemos sacar el cadáver y dispararle en la cabeza delante de todos.

ERIC: Tenemos que actuar… y tenemos que hacerlo ya. Puede despertar en cualquier momento y atacar a Hershel o a cualquier otro.

MEGANE: Pero, ¿cómo? Joder… es el peor día que se me ocurre para soltar algo tan gordo…

ERIC: Un segundo.- fue hasta Shane y lo trajo de nuevo hasta nosotros.

SHANE: ¿Qué?

ERIC: Díselo Megane.

MEGANE: Shane, no sé cómo decírtelo… - Eric comenzaba a impacientarse y no sin motivo.- Luego podremos contártelo tranquilamente, y espero que entiendas que no lo hemos dicho antes por miedo a que todo se descontrolara… aún más.

ERIC: Todos estamos infectados.

Shane me miró a mí directamente, le daba igual que Eric se lo hubiese ocultado, de él podía esperarlo pero, ¿de mí? ¿Un secreto tan gordo y encima teniendo como cómplice a Eric y no a él? Estaba visiblemente enfadado.

SHANE: ¿Es eso verdad?- asentí.

ERIC: Ella siempre ha querido decírtelo pero todos estaban tan desanimados que…-Shane levantó la mano para indicarle que se callara.

MEGANE: El caso es que Beth va a despertar ya. Va a convertirse… y esto puede acabar aún peor.

SHANE: Así que ya no hace falta que nos muerdan para convertirnos… -me miró de soslayo y se dio la vuelta, llevándose las manos a la cabeza.- Esto es una jodida condena…- cerró los ojos unos laaaargos segundos.- Yo me encargo.- lo paré.

MEGANE: No. No vamos a darle un tiro en la sien delante de su familia. Escuchadme los dos: le diremos a Hershel que nos vamos a encargar del cuerpo de Beth para enterrarlo y lo haremos en secreto los 3.

MAGGIE: Los 5- Glenn y ella salieron de casa.- Nosotros la sacaremos, no creo que mi padre quiera hablar con vosotros ahora mismo, no es que yo me haya comportado hoy como una hija ejemplar… pero soy su hija… su única hija.
Imagen
Avatar de Usuario
Phuen8
Moderador
 
Mensajes: 647
Registrado: Lun, 05 Mar 2012, 18:28
Ubicación: Georgia


Re: Apocalypse Please

Notapor Phuen8 » Mar, 24 Mar 2015, 17:44

Oye soy lela o han cambiado la forma de poner los links a YouTube? O las dos cosas, claro, jajaja.
HELP!! :GBye
Imagen
Avatar de Usuario
Phuen8
Moderador
 
Mensajes: 647
Registrado: Lun, 05 Mar 2012, 18:28
Ubicación: Georgia


Re: Apocalypse Please

Notapor Phuen8 » Mié, 25 Mar 2015, 21:29

Survivors, os informo de que a partir de ahora subiré cada semana un nuevo capítulo de "APOCALYPSE PLEASE" :sombrero:
Imagen
Avatar de Usuario
Phuen8
Moderador
 
Mensajes: 647
Registrado: Lun, 05 Mar 2012, 18:28
Ubicación: Georgia


Re: Apocalypse Please

Notapor Marc » Mar, 31 Mar 2015, 12:43

Phuen8 escribió:Survivors, os informo de que a partir de ahora subiré cada semana un nuevo capítulo de "APOCALYPSE PLEASE" :sombrero:

Eso es estupendo :) el capitulo ha estado genial ahora a esperar al siguiente.
Marc
 
Mensajes: 8
Registrado: Dom, 09 Feb 2014, 20:15


Re: Apocalypse Please

Notapor Phuen8 » Dom, 05 Jul 2015, 12:28

SURVIVORS!!!!!!! Os dejo un adelanto del capítulo 6x06, titulado "Vamos a cortar por lo sano". :guiño:


________________________________________________________________________________________________________

Lo vi en sus ojos. Vi cómo los recuerdos con Beth se sucedían como en una serie, cuando uno de los protagonistas de una pareja va a morir y los guionistas pretenden hacernos llorar a moco tendido. Vi la culpabilidad de una chica que no pudo ver en vida el sufrimiento real de su hermana… y solo pudo comprenderlo una vez que no había vuelta atrás. Vi una niña en los ojos de una gran mujer.

________________________________________________________________________________________________________

MEGANE: ¡Ayuda!- chillé intentando pisarle la cabeza con mi otro pie pero a él le daba igual, total, ya estaba muerto.
Mientras oía a los demás correr en mi busca me agaché buscando alguna piedra o algo con lo que reventarle los sesos, pero nada, solo las putas y malditas flores preciosas y coloridas. Puta belleza y puta naturaleza.

________________________________________________________________________________________________________

SHANE: No dejaré que esto acabe aquí… mi vida, estarás a salvo.- y dicho esto me cogió en brazos de una vez y salió corriendo hacia las tumbas.

________________________________________________________________________________________________________

HERSHEL: Os doy dos minutos para que recojáis vuestras sucias cosas de mi casa, solo porque habéis dado sepultura a mi pequeña hija.

________________________________________________________________________________________________________

MAGGIE: Megane… creo que este es el momento.- agaché la mirada tímida, con miedo a cómo pudieran reaccionar todos, sobre todo Shane… y Eric. Miedo por mí, miedo por el futuro… miedo, mucho miedo.

________________________________________________________________________________________________________

SHANE: ¿Estás segura?
MEGANE: Tanto como de que jamás volveré a probar una Big Mac special con extra de bacon y queso. Eso ha sonado muy friki.

________________________________________________________________________________________________________

LANA: ¡Esperad!- se oyó gritar desde el otro lado de la valla de la granja.

________________________________________________________________________________________________________

Al levantarme vi cómo Nicole venía cojeando sola por detrás, sin nadie que viniera a celebrar su vuelta. Le di una palmada en el brazo y seguí adelante, pero Lana la ayudó a llegar a casa. Según ella “Nicole tiene más capas que una cebolla, tan pronto es una zorra, como un oso de peluche, solo que el oso de peluche es pequeñito y está bajo 20 capas de zorra”. No creo que la RAE lo hubiese definido mejor, porque ese peluche yo aún no lo había visto y dudaba de que existiera siquiera.

________________________________________________________________________________________________________

DARYL: No, tú y yo teníamos un trato. Me dijiste que iríamos a Woodbury a encontrar al asesino de mi hermano cuando encontrara a la niña y aquí está.
MEGANE: Lo sé…-suspiré.
DARYL: Bueno, pues mucha suerte en la casa de la pradera, ya he visto que hay dos tumbas nuevas. Veo que os las habéis apañado por aquí genial sin mí.
MEGANE: No tienes ni puta idea de todo lo que ha ocurrido este maldito día.
DARYL: ¿Se te ha corrido el rimmel? ¿Te has roto una puta uña?

________________________________________________________________________________________________________

DARYL: Lo siento, tengo que irme.
Una lágrima resbaló por mi mejilla y se confundió con la lluvia.

________________________________________________________________________________________________________

HERSHEL: No digas nada. Estamos en paz Megane. Dos almas que llegan a cambio de dos que se van. La pena es que no haya sido yo una de ellas.

________________________________________________________________________________________________________

LORI: Y dígame señora Walsh, ¿podrá vivir con la muerte de dos chicos en su pequeña conciencia?

________________________________________________________________________________________________________

Se acostó sobre mí, colocando su cabeza a la altura de mis pechos.
SHANE: ¿Estamos haciendo lo correcto, verdad?
MEGANE: Estamos haciendo lo que queremos y es lo que me vale, Shane.
Imagen
Avatar de Usuario
Phuen8
Moderador
 
Mensajes: 647
Registrado: Lun, 05 Mar 2012, 18:28
Ubicación: Georgia

Anterior

Volver a Índice general

Volver a FanFics - The Walking Dead

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados