The Walking Dead 4×16 – A

Por primera vez en The Walking Dead se da una combinación curiosa. Normalmente, decimos que hay capítulos que son más fieles al cómic y otros que se desmarcan completamente de la línea marcada por la novela gráfica. El capítulo que cierra ciclo mezcla ambas líneas yendo un paso más allá, porque si bien argumentalmente había dos trazos distintos, siempre se había respetado una cosa: las localizaciones. Hasta hoy.

No sé vosotros, quizá alguno que haya leído el cómic sepa a qué me refiero, estoy harto de sentarme a ver la serie rodeado de personas, y siempre está el típico que pregunta “tú has leído el cómic, sabes qué va a pasar”. Esta situación se acrecienta siempre a finales de cada temporada, donde te viene más de uno a preguntarte “oye, tú que has leído el cómic dime qué va a pasar que no puedo esperar hasta Octubre”. Mi respuesta en ambas ocasiones solía ser la misma “sé dónde van a estar, pero no sé qué va a pasar”. Y la gente te odia, y mucho, pero es que es la verdad. Pues a partir de hoy ni eso, así que si eres de los que no ha leído el cómic te haré un favor: no te molestes en seguir preguntando.

Casi por primera vez  tengo la oportunidad de hacer una review sin poder tener como base el cómic, así que no me voy a cortar (joder, es un alivio). No tenía ni idea de lo que era La Terminal, desde hace unos capítulos que empezó a quedar claro dónde iban le estuve dando vueltas. Pero una cosa tenía clara: que no era algo bueno, eso seguro. No, La Terminal no aparece en el cómic, es una localización totalmente nueva y exclusiva de la serie.

Es algo que ya nos preguntamos al comienzo de la temporada, concretamente en el capítulo 4×03 “Isolation” con esa misteriosa señal de radio que hizo que Daryl perdiera el control del vehículo. De aquí se desprende la sensación de que la producción del show empieza a tomarse el argumento a largo plazo, más allá del habitual capítulo a capítulo. El único misterio que había en la serie era preguntarse si en el siguiente capítulo moriría alguien, o cómo conseguiría algún personaje salvarse tras un cliffhanger. Pero poco más. El mundo The Walking Dead es tan amplio y ofrece tantas posibilidades que sería de cazucos quedarse en algo tan nimio, por eso este paso adelante de los guionistas me hace ver la serie con esperanzas, con una quinta temporada que se antoja prometedora.

Pero este “pensar a largo plazo” también tiene su lado malo. Si tuvimos que esperar desde allá por Octubre hasta prácticamente la finale para saber lo que era La Terminal (unos 5 meses), bastante más nos van a hacer esperar para saber qué demonios ha pasado con Beth. Por desgracia no tengo mala memoria y para colmo soy muy rencoroso, y todavía no le he perdonado al show la atrocidad que cometieron con Sophia, aún me sigo preguntando cómo acabó en el granero.

Si echamos un vistazo al método narrativo, llama la atención la apuesta por la nueva modalidad…¿cómo llamarla?¿semi-flashback? Si entendemos como flashback una escena anterior al inicio de la historia, un “semi-flashback” podría considerarse una escena entre este punto inicial y el actual. Algo que ha pasado durante la temporada, pero que no nos habían mostrado hasta ahora. A ello me refiero con las escenas que nos han enseñado hoy de la prisión y también la intro del 4×13 “Alone” sobre Bob y su encuentro con Daryl y Glenn. No es que sea una mala técnica, pero todavía me estoy preguntando qué es lo que nos han querido decir exactamente con las escenas de la prisión. Recordarnos que Hershel llevaba un reloj, y que ese reloj se lo regaló a Glenn, todo lo más.

Otro apartado técnico que ha llamado la atención ha sido la fotografía de este capítulo. Por lo general es una serie que destaca por cuidar bien los escenarios y marca bien los tiempos en ese sentido. Un ejemplo de ello ha sido el cambio de enfoque en una misma escena. Me refiero al momento confesional Michonne-Carl. En estos dos fotogramas que traigo creo que se puede apreciar con facilidad lo que intento decir. En el fotograma de arriba, vemos una secuencia más oscura, quizá difuminada. Es el momento en el que Michonne está descubriendo los temores de Carl hacia su padre. La siguiente secuencia se trata con una fotografía mucho más nítida e iluminada, es el momento en el que el chico confiesa que se siente como un monstruo. Si podéis revisualizarlo de nuevo, os daréis cuenta. Es de una gran belleza.

Aunque si hablamos de escenas, la palma se la lleva sin duda el momentazo del capítulo, y puede que de la temporada, y eso que este año ha habido varios. Además no hace falta que os diga cuál es, seguro que lo sabéis, pero bueno, aquí lo tenéis a la derecha. Otro de los momentos del cómic adaptados a la serie, el momento en el que Rick Grimes le arranca la yugular a uno de los merodeadores. Espectacular.

The Walking Dead, a diferencia de otras series (¿Juego de Tronos?) tiene claro cuál es su protagonista principal. No es la primera vez que me rindo ante las buenas labores de Andrew Lincoln en el papel predominante, pero es que se lo merece. Suyas han sido las mejores escenas de esta cuarta temporada. Por recordar alguno, no hace mucho en el pasado 4×11 “Claimed” en ese momento en solitario en el interior de la casa. O en la pelea a muerte con El Gobernador en el 4×08 “Too far Gone”.

El resto del elenco, sobre todo el principal, sigue siendo espectacular, y en sentido ascendente. Quedó perfectamente claro cuáles son los signos potentes por los que apuesta el show y por eso los ha aunado en el tramo final, ésto es: katana, ballesta, revólver y sombrero. Quítame el resto y me seguirán sobrando motivos para permanecer fiel a la pantalla una temporada más. Pero no olvido, ya he dicho que soy rencoroso. Si ya cometió una enorme pifia AMC prescindiendo de un personaje tan potente como Andrea (Laurie Holden) la temporada pasada, vuelve a andar con fuego con esa jugarreta final de no hacer alusión ninguna a la desaparición de Beth. Espero que no hayan dado carpetazo a este personaje y su única referencia no haya ido más allá de querer inducirnos a la pregunta: “¿Qué demonios estaría cocinando esa mujer en la parrilla de La Terminal?” (Por cierto, bajo un paraguas amarillo muy a lo HIMYM, ¿guiño a su temporada final? Nah, cosas mías seguramente)

La serie consigue combinar eficientemente sus virtudes para que te sientas inmerso en el capítulo, pero igual que lo consigue, te saca de un plumazo como si fueras un corcho de un Freixenet en fin de año. Estamos en pleno siglo XXI, con el cine avanzando a pasos agigantados, los espectadores ya no son tan impresionables como en los tiempos de acercar una grabadora a un televisor para acoplar el sonido y sacar de ahí efectos especiales. A estas alturas resulta hasta ofensivo tener que seguir tragando con escenas en las que hay veinte malos con metralletas disparando y no consiguen matar al bueno. Vale que si luego lo piensas en frío, puedes llegar a la conclusión de que en realidad los trataban de dirigir hacia el contáiner de fuera, sin intención de matarlos. Pero no por ello deja de ser dantesca la escena, porque yo después haber conseguido llegar al clímax me marqué un pedazo de facepalm en ese momento.

Superado el disgusto, y recuperado ya para ver la escena final, consigo quedarme una buena sensación a fin de cuentas. Creo que es la primera finale (corregidme si me equivoco) en la que no muere ningún personaje (regular, me refiero). Bueno, al menos es algo que casi nadie se esperaba. Pero me encanta Lincoln (lo he dicho ya, ¿no?) y ha conseguido meterme un escalofrío en el cuerpo con esa cita optimista y lapidaria: “no saben con quién se han metido”.

Nosotros sí lo sabemos y por eso estaremos contando los días del calendario hasta que llegue Octubre para ver como arranca la nueva temporada. Ojalá que una temporada más sólida, más continua y con menos altibajos que la presente, pero eso igual es mucho pedir ya. Con que me siga dando momentazos puntuales yo me conformo. Aquí en la web os iremos informando pero sobre todo, tendréis nuestro foro para conocer y charlar con nosotros todas las novedades que vayan surgiendo.

Y lo dejo ya, que llevo tres días escribiendo.

Escrito por @Byktor18

@Byktor18

Traductor del cómic al castellano.
Cuando el apocalipsis llamó a su casa sólo pidió una cosa: que no faltara el sexo, la droga ni el Rock & Roll.

email

Share this post

You might also like to read:

Noticias

Jeffrey Dean Morgan será Negan en The Walking Dead

Curiosidades

The Walking Dead tiene cerveza oficial

Noticias

Tráiler de la sexta temporada de The Walking Dead

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

 Previous Post»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúas navegando consideramos que aceptas y consientes el uso de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

CERRAR