Review 3×13 Arrow on the doorpost

Esta semana, el episodio de The Walking Dead ha tenido opiniones muy diversas. Sin ir más lejos, en nuestro foro hemos tenido caminantes que opinan que es un episodio genial y otros caminantes que opinan que es un episodio soso, lento, aburrido y sin chica ni limoná. Vamos pues con el resumen del episodio, destripando cualquier cosilla que haya ocurrido.


El capitulo  comienza con tres integrantes de nuestro grupo de supervivientes explorando un nuevo lugar. La pregunta es, ¿dónde están? ¿Y para qué? Pronto descubrimos cual es el fin de ese viaje. Rick entra en un almacén, y allí se encuentra con el Gobernador. Parece que el Gobernador y nuestro policía tienen mucho de lo que hablar.

El Gobernador intenta arreglar las cosas con Rick, pero parece que este lo ha dejado todo claro. Les atacó. Las cosas están habladas. El Gobernador intenta ser amigable quitándose el cinturón con sus armas, pero nos damos cuenta, nuevamente de sus mentiras, al tener una pistola escondida bajo la mesa.

En el exterior Daryl Dixon vigila la zona con Hershel en el coche. Alguien llega. Es  la gente del Gobernador. Martínez, Milton y Andrea. Inmediatamente nuestra rubia, decide tomar parte en la reunión. En el exterior, Daryl intenta hacer amigos a su manera, y para él, Milton es el mayordomo del Gobernador, pero antes de que haya una discusión, Martínez zanja la situación.

En la prisión, todos están afilando las hachas para la guerra, preparando las armas. Merle sugiere ir a por el Gobernador, y matarlo. Parece que Glenn ha eliminado su complejo de hombría, y se opone a Merle. De nuevo, el hermano de Daryl, se queda solo.

Nuevamente en la discusión del Gobernador con Rick, este último le propone un plan de paz, pero el Gobernador no está dispuesto a aceptarlo. Cuando Andrea intenta tomar parte, ambos líderes deciden que ella no tiene nada que ver con esta disputa. No tiene más remedio que irse, y Martínez, con una mueca de ironía, cierra la puerta.

Philip y Rick entablan de nuevo una conversación. Parecen no tener cosas de que hablar, por lo que Philip le decide contar el origen de su mote. Rick sigue desconfiando. Y ¡oh! Rompamos la rutina. ¡El Gobernador ha traído whisky! ¿Alguna vez buscará otras formas de persuadir a la gente que no sea llevándolos a la bebida?

En el exterior, Milton intenta entablar conversación con el grupo “enemigo”. Pronto llegan nuevos amigos al grupo. Los caminantes no están dispuestos a dar tregua. Daryl y Martínez, tienen una disputa bastante infantil por matar al primer caminante, hasta que Andrea se encarga de ello. Pronto se pican, y se ponen a matar a los caminantes. El broche final lo pone Daryl, lanzando un cuchillo. Este hombre es polifacético, armas de fuego, ballestas y ahora cuchillos arrojadizos. ¿Qué será lo siguiente?

Daryl rescata de uno de los bolsillos de un caminante un paquete de tabaco. Le ofrece a Martínez, pero descubrimos lo exquisito que es el soldado de Woodbury. ¡Solo fuma mentolados! Martínez le cuenta a Dixon como los caminantes acabaron con su familia. Después de todo, no son tan diferentes, pero ambos están en bandos distintos, y deben mostrar su lealtad.

En otro lugar, Milton le pregunta a Hershel sobre su pierna. El científico de Woodbury insiste en que se la enseñe, pero Hershel le dice que le acaba de conocer, y… ¡qué le invite a una copa antes! Pero la realidad es, que Hershel tiene una pistola, escondida en el muñón. Muy sabio por parte del veterano del grupo.

El Gobernador, nuevamente, evade el tema principal para el que se han reunido, y le cuenta su anterior vida. Era un hombre desgraciado, objeto de burla en el trabajo (¿no lo sabíamos ya?), y le cuenta al sheriff como murió su mujer. ¿Quizás haga esto para conmoverlo? No sabemos qué pasa por la cabeza de Rick, que responde tomando un trago de Whisky.

En la prisión, Glenn repara la jaula exterior. Cuando entra dentro, descubre que Merle se está preparando para ir a ayudar a su hermano. El coreano le detiene, y se abalanza sobre él. Agallas no le faltan. Ambos ruedan por el suelo, hasta que Beth, dispara al aire, deteniendo la pelea, y demostrando su autoridad.

En la reunión, Hershel le dice a Andrea, que ella pertenece a la prisión. Parece que ella, aún sigue teniendo dudas. ¿Abrirá definitivamente los ojos? ¿Cree que podrá solucionar esa disputa entre las comunidades? Pronto lo sabremos.

El Gobernador fue elegido para gobernar su pueblo, parece ser por sorteo. ¿A esto se le hace llamar villano? Quizás sí, pero Blake, tras quitarse el parche deja claro lo que quiere. No quiere la prisión. Quiere a Michonne. Si Rick se la entrega, todo habrá terminado.

En la prisión, Merle saca a relucir su orgullo, diciéndole a Michonne que en el grupo de Rick no hay ningún asesino. Merle sigue queriendo acabar con el Gobernador, y le pide ayuda a Michonne, pero cuando nombra a Andrea, y le dice que tendrá que elegir rápidamente un bando, ella cambia drásticamente de opinión y se opone. Parece que Michonne no es de piedra, y en lo más hondo de su interior, sigue apreciando a Andrea.

En el exterior Glenn y Maggie se reconcilian. Finalmente, esa tensión sexual se reduce a un rápido encuentro en el garaje. ¿Qué pasa en el resto de esa escena? ¡Lo dejo a tu imaginación!

La discusión del sheriff y el tuerto llega a su fin cuando el Gobernador le dice a Rick que él no quiere a su grupo, solo quiere a Michonne, y tiene dos días para entregársela. En esa decisión, está la vida del hijo de Rick, y también de su hija. El Gobernador se va, no sin antes terminar el vaso de whisky. Ambos grupos se van, cada uno por su lado.

La última visión que tenemos es como cada grupo llega a su respectivo asentamiento, y vemos como cada uno ha visto la conversación. Mientras que el Gobernador da la orden de matar a cualquiera de los hombres de Rick que se acerque por la zona, y dejar únicamente viva a Michonne, Rick le dice a su grupo que el Gobernador quiere la prisión, y que están en guerra; todo ello bajo la bestial canción de Fink, Warm Shadow.

El cierre lo da una conversación entre Rick y Hershel. Parece que en la cárcel hay opiniones divididas, unos piensan que deben atacar y otros que deben huir. Rick, nuevamente se sincera con el veterinario, y le dice cual era la otra opción. Entregar a Michonne. Hershel lo tiene claro, ella es del grupo. ¿Dónde está el problema? Rick está dudando, y le pide al veterano, que sepa disuadirle. Parece que nuestro policía no tiene las cosas claras.

Escrito por @MatiasRobla14

@MatiasRobla14

Seriéfilo a tiempo parcial, intento de persona a tiempo total.
La biología es vida. El respeto se otorga. Y la sidra se escancia.
A veces escribe, otras, reflexiona. Está algo loco pero podéis leerle en twitter.

email

Share this post

You might also like to read:

Noticias

Jeffrey Dean Morgan será Negan en The Walking Dead

Curiosidades

The Walking Dead tiene cerveza oficial

Noticias

Tráiler de la sexta temporada de The Walking Dead

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

 Previous Post»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúas navegando consideramos que aceptas y consientes el uso de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

CERRAR