Review 3×10 Home

Ésta semana la review viene con un poco de retraso, pero al menos espero que leer sobre vuestra serie favorita entre semana os ayude a amenizar la espera hasta el próximo capítulo de The Walking Dead.

Llega una semana más a nuestras pequeñas pantallas la serie más asquerosa y repugnante…eh no, eso no suena bien. Pero si te digo que tenemos un nuevo capítulo de The Walking Dead, seguro que lo entiendes. Los personajes no son muy pulcros, a los enemigos le cuelgan las tripas y parece que las señoras de la limpieza llevan tiempo sin aparecer por la prisión, supongo que será por los recortes, la crisis, etc. Pero a pesar de todo, estamos ante una serie que tiene muy buen aspecto. Y yo es que en la prisión, ya me siento como en mi Hogar. ¿Comenzamos?

 


Habíamos dejado el capítulo 3×09 con una escena final que a todos, como poco, nos cogió por sorpresa. Rick ha perdido definitivamente la cabeza y no para de tener visiones y alucinaciones. Primero, la llamada de teléfono. Después la aparición de Shane. Y ahora, su mujer.

A éste héroe le atormentan demasiado los demonios para vivir en medio de un infierno viviente. El 3×10 retoma directamente éste hilo y lo primero que vemos es cómo Rick sigue buscando a su unicornio dorado ante la mirada de WFT! de Michonne. Sí, el sheriff está “pallá”, aunque eso nos permita ver por ¿última vez? a Lori Grimes.

Tras el opening volvemos a Woodbury, y vemos aparecer en pantalla el nombre del actor que interpreta al malogrado personaje de éste capítulo: Lew Temple, ya hablaremos de él.
El Gobernador mantiene una charla con Andrea en la que, más que confesarse, lo que hace es dorarle la píldora, con la intención de retenerla, pues sus intenciones van más allá de permanecer en Woodbury y dejar a los supervivientes de la prisión tranquilos. Es más, ni siquiera piensa cederle el poder a Andrea, ni lo más mínimo. De hecho, le pide a Milton que la vigile mientras él sale a hacer “un recado”. Rubias…

Volvemos a tener noticias de los hermanos Dixon, bien, su historia no ha terminado, ni de lejos, aunque aún tendrán alguna pequeña aventura juntos antes de regresar a la prisión. A la que por cierto Merle, que conoce perfectamente al Gobernador, advierte que ya debe de estar siendo asediada por sus tropas. Como si Glenn lo hubiera oído en la distancia, empieza a organizar un plan de ataque contra el Gobernador. La única “voz” positiva que encuentra es la de Michonne, que si congelamos la imagen y le damos hacia adelante y hacia atrás unas pocas de veces, creo que conseguiremos ver un leve gesto de asentimiento, pero no os garantizo nada. Maggie se marcha enfadada, Hershel intenta razonar con Glenn, Carol y Axel no dicen nada y Carl…un momento, ¿Quién está de vigía?

Mientras Axel y Carol hacen amistades en el patio, asistimos a una discusión entre Glenn y Maggie. ¿Hola? ¿Me he perdido algo en el capítulo anterior? ¿A qué viene ésto? ¿Por qué están enfadados? Lo que les pasó en Woodbury los debería haber unido aún más, no entiendo ésta pelea tan forzada y absurda.

Hacia la mitad del episodio vemos a los Dixon salvando a unos “panchitos”. Lo siento, pero en ésta escena estoy con Merle. Salvar a alguien y que no muestre una pizca de agradecimiento, se los podían haber merendado los zombies, yo no arriesgo mi vida. Claro que yo no tengo ni la ballesta ni los brazacos de Daryl. Esto nos lleva a una discusión que nos permite descubrir algunas cosas sobre los hermanos, por ejemplo por qué se marchó Merle de casa abandonando a su hermano, cuáles eran sus verdaderas intenciones en el campamento de Atlanta o que Glenn no es chinito, sino coreano. Finalmente ponen rumbo a la prisión.

 

Llegamos al tramo final del capítulo con Glenn abandonando la cárcel en un coche (¿nuevo? ¿De dónde sacan tantos coches?) y las hermanas Greene cuidando de la hija de Rickla hija de Shane…de Lori, la hija de Lori, Judith. Rick y Hershel se encuentran en mitad de una escena sacada de la genial película “Una mente maravillosa” (genial el momento en que Hershel le pregunta “¿los estás viendo ahora mismo?” y Rick mira a su alrededor) cuando un disparo en la cabeza a Axel hace estallar la paz por los aires.

Sí, El Gobernador ha vuelto. Y entre toda la marabunta de disparos que vienen a continuación, sorprendentemente el exconvicto indultado por el apocalipsis y un esbirro de Woddbury son los únicos que caen, qué manera de desperdiciar balas. Axel, un personaje que tenía buena pinta y que, sinceramente, esperaba que durara algo más, concluye su participación en ésta historia, pero sorprendentemente vuelve del más allá para hacer de escudo con su cuerpo y proteger a Carol de las balas. Pero no le despidan todavía, quién sabe si volverá a aparecerse en futuras alucinaciones de Rick.
Entonces una caravana…perdón, una furgoneta aparece de la nada y arrolla las verjas de la cárcel, y por si fuera poco suelta en medio del patio exterior un buen puñado de caminantes para pasar el rato. ¿Quién conducía la furgoneta? Ni idea, iba completamente tapado con un traje negro y un casco, quizá ese misterio se resuelva en el próximo capítulo, y tal vez nos llevemos una sorpresa.

Los supervivientes consiguen salvarse de la horda de caminantes que les ha atacado, gracias a la ayuda de los hermanos Dixon que llegaron justo a tiempo, eso parece ser un punto a favor para Merle. Veremos qué ocurre en el futuro. El episodio acaba con la escena de los caminantes acercándose a la prisión.

Antes de concluir, quizás te has dado cuenta de que no he mencionado a Tyreese en toda la review, si no te has dado cuenta, tienes el mismo problema que yo. Y es que ni me he acordado de ese personaje hasta el final del capítulo, lo que me ha hecho preguntarme si, en realidad, ese personaje pintaba algo en ésta historia, o si los guionistas lo introdujeron en la historia en el momento y forma correctos. A lo primero espero que sí, a lo segundo, estoy seguro de que no.

En el próximo capítulo quizás sepamos algo de éste personaje y sobre todo qué ocurre con los supervivientes que quedan en la prisión. Mientras tanto, os espero a todos en el foro de Walking Dead para seguir comentando éste capítulo, que en mi opinión ha tenido algunos altibajos pero que en general ha sido bueno, sin ser de los mejores, pero los últimos minutos dejan la puerta abierta a un final de temporada impresionante. ¡Hasta la próxima!

 

 

 

 

Escrito por @Byktor18

@Byktor18

Traductor del cómic al castellano.
Cuando el apocalipsis llamó a su casa sólo pidió una cosa: que no faltara el sexo, la droga ni el Rock & Roll.

email

Share this post

You might also like to read:

Noticias

Jeffrey Dean Morgan será Negan en The Walking Dead

Curiosidades

The Walking Dead tiene cerveza oficial

Noticias

Tráiler de la sexta temporada de The Walking Dead

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúas navegando consideramos que aceptas y consientes el uso de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

CERRAR