Review 3×09 The Suicide King

11 de febrero, el invierno se agota, parecía muy largo cuando apenas agonizaba el otoño y The Walking Dead se tomaba un descanso dejando la historia en su punto álgido. Pero entre las navidades y el fin del mundo maya la verdad es que la espera ha sido bastante amena, e incluso, siendo ventajista y echando la vista atrás, breve. El parón ha acabado, la serie ha vuelto, con ocho nuevos capítulos que caerán en cascada y os aseguro que antes de que os déis cuenta la serie habrá dicho adiós hasta el próximo otoño, así que disfrutemos detenidamente de ésta nueva tanda de episodios como si no hubiera mañana, empezando por el emitido anoche, el 3×09.

Anoche en España, porque en USA fue el domingo, y por lo visto con unos índices de audiencia notablemente satisfactorios, rompiendo records. Unos 12,3 millones de espectadores. Y hablamos de AMC, un canal de pago, así que enhorabuena con el dato y deseamos que FOX también haya cosechado buenos resultados, se lo merecen por su esfuerzo de traernos la serie tan sólo un día después de la emisión en USA. Y dejando el peloteo a un lado, el capítulo…

The Suicide King era el título elegido para éste capítulo, título que, tras ver el capitulo, podríamos atribuírselos a tres personajes de la historia: Daryl, Rick y el Gobernador. Analizaremos las 3 opciones, pero antes, habíamos dejado a los hermanos Dixon en una encrucijada bastante comprometida.

La Arena de Woodbury esperaba una sentencia y El Gobernador ponía en bandeja de plata a Merle la cabeza de su hermano. A pesar de las miradas cómplices que el mayor de los Dixon le lanza Daryl, éste parece no enterarse muy bien de qué va la historia cuando Merle empieza a darle unos mamporros. Puede que algunos esperasen de verdad una pelea a muerte entre los hermanos, y a lo mejor hubiera acabado así de no ser porque de nuevo entra en acción el grupo de Rick y sus alucinantes (o alucinógenas) bombas de humo, sí, esas que te hacen ver Shanes Walshes por todos lados.

Me pareció decepcionante éste recurso a la hora de liberar a Maggie y a Glenn y me sigue pareciendo decepcionante ahora con el rescate de Merle y Daryl, como si fuera el remedio de la abuela para todos los problemas. Pero bueno, los hermanos se escapan y El Gobernador se queda mirando a…bueno, se queda mirando, porque con esa humareda y con un sólo ojo, vería bien poco.

Tras los créditos se consuma la fuga de Woodbury, que no fue muy complicada, un par de zombies lentos e inofensivos que son brutalmente asesinados por el muñón metálico de Merle y las armas del resto de supervivientes. Mientras, Glenn y Michonne esperan en una carretera cercana. Luego hablaré de Michonne, y después de hablar de Michonne me lavaré la boca con jabón.

Una vez reunidos, celebran un cónclave para decidir qué hacer con Merle y la samurai. Daryl comprende que no tiene muchas opciones y decide marcharse con su hermano, poniendo punto y final a su vinculación con el grupo de Rick. Me niego a pensar que éste haya sido el fin de la historia de los Dixon en la serie, estoy seguro de que algún cauce los devolverá más temprano que tarde junto a nuestros supervivientes.

Daryl ha sido una buena mano derecha de Rick, pero ahora con la llegada de Tyreese, está claro quién va a ocupar ese puesto en la serie, así que a Daryl hay que reubicarlo, el tiempo dirá qué pasa con él. Quizá su retiro no dure mucho, un pajarito me ha dicho que los negros en ésta serie duran muy poco. Aun así, el primer voto del Rey Suicida es para él, esperemos que no se arrepienta de su decisión. Por cierto, me encanta el detalle de tener en cuenta el escenario y la situación real. Lo digo por los zombies que merodean por alrededor del grupo mientras se celebra el cónclave. Toda una delicia visual.

Antes de detenernos en Woodbury, nos detenemos brevemente en la cárcel para ver cómo se desarrollan las cosas por allí. Tyreese intenta hacer amistades con Hershel, pero éste le pide que no se haga ilusiones, porque su futuro no está muy claro. Los compañeros de Tyreese empiezan a perder la paciencia y alguno piensa ya en amotinarse. Imagino que es lo lógico ante la represión. Ésto me suena de algo, pero Tyreese se alza como voz de la cordura y mantiene la calma entre los suyos.

Ahora sí, pongamos los ojos en Woodbury. En ésta pequeña aldea reina el caos. Tras los últimos ataques, los residentes quieren huir y trasladarse a otro sitio, mientras los caminantes se agolpan contra los muros, así que los guardias de El Gobernador se encuentran literalmente desbordados. Pienso que Penny era la última pinza que mantenía sujeta la cordura de El Gobernador.

Ahora que ya no está, es cuando vamos a ver al verdadero Phillip Blake, un hombre totalmente consumido por la locura y sin nada que perder. Para él va el segundo voto del Rey Suicida. Un tipo al que le da ya igual vivir o morir. Un tipo que no tiene reparos en salir a la calle y volarle la cabeza a uno de los suyos en mitad de la multitud y volverse como si nada. Tampoco tiene inconveniente en contarle a Andrea la verdad sobre los asaltantes, sus amigos, mientras prepara la bolsa de armas. Ésto tiene mala pinta. Pero Andrea vuelve de nuevo a dejar a las rubias en mal lugar y, en un gesto de WFT? sale y calma a los residentes, animándolos a quedarse.


El último tramo del capítulo discurre en la prisión, con la llegada de los supervivientes a su refugio. Carol y su entrepierna se llevan una gran decepción ante la ausencia de Daryl. Éste pájaro siempre quiso volar demasiado alto. Rick llega y se dirige directamente a su Asskicker, pero hay algo que no encaja en esa escena, el bebé llora demasiado, y Rick está demasiado ausente.

Algo no está funcionando bien en la cabeza del Sheriff. Y por ese cable que no hace contacto en la cabeza de Rick, va el último voto del Rey Suicida. No es muy coherente que, estando tan escasos de efectivos y con una guerra en ciernes, se permita el lujo de prescindir de los servicios del grupo de Tyreese, incluso de la valiosa Michonne.

En cuanto a ésta última, hay que decir que ya empieza a decepcionar, y a rayar lo irritante. Es verdad que era un personaje muy esperado por los fans del cómic, y que era un personaje con mucho gancho, pero en el cómic Michonne hacía mucho más que poner caras de asco y hacer la guerra por su cuenta. Era poco sociable, al menos al principio, es verdad, pero estaba integrada, respetaba y era respetada por los demás. Apenas llegar se convirtió en uno de los activos más importantes del grupo. En la serie no está teniendo ese rol, puede que por exagerar demasiado el personaje, o bien, si le buscamos otra explicación, por la creciente demencia que crece dentro de Rick, que no la permite integrarse.

El cierre, aunque no deja de ser un poco inexplicable y fuera de contexto, pone los pelos de punta. Esa imagen fantasmagórica de Lori ahí arriba tras la barandilla, envuelta en un halo de oscuridad, ha conseguido hacer que me estremezca. Si pensábamos que con la ida de olla del teléfono se había acabado el tema, estábamos equivocados. ¿Esquizofrenia a la vista?

 
El parón ha hecho que aumentemos más de la cuenta nuestras expectativas con el capítulo y, tras su visionado, no tenemos otra que recordar que, al fin y al cabo, nos encontramos a mitad de temporada y que probablemente el ritmo vertiginoso que llevaba la serie no alcance su punto más extremo hasta que no lleguemos a los últimos capítulos, y para eso aún queda, pero no tanto. La semana que viene tendremos más The Walking Dead, no olvidéis pasaros por el foro para votar y comentar el capítulo. ¡Hasta la próxima!

Escrito por @Byktor18

@Byktor18

Traductor del cómic al castellano.
Cuando el apocalipsis llamó a su casa sólo pidió una cosa: que no faltara el sexo, la droga ni el Rock & Roll.

email

Share this post

You might also like to read:

Noticias

Jeffrey Dean Morgan será Negan en The Walking Dead

Curiosidades

The Walking Dead tiene cerveza oficial

Noticias

Tráiler de la sexta temporada de The Walking Dead

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúas navegando consideramos que aceptas y consientes el uso de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

CERRAR