Review 3×08 Made to Suffer

Miramos al cielo y está atardeciendo. La luna espera su turno hambrienta. Se oyen gritos de fondo. ¿Estamos ante un hombre lobo? ¿Acaso hay vampiros acechando la zona y esperando que anochezca para salir a matar? No señores, con nuestra ración de caminantes de The Walking Dead de cada semana ya tenemos cubierto el cupo de seres sobrenaturales. Y los gritos están justificados, puesto que el nuevo grupo de supervivientes que se incorpora en esta mid season finale, capitaneados por Tyresee (un viejo conocido de los cómics que ha tardado en salir), son perseguidos por un grupo de caminantes, que a la primera de cambio muerden a uno de ellos: Donna, (mujer de Allen y madre de Ben). Los 4, acompañados de la intrépida Sasha, llegan pronto a un edificio que parece medio derruido, pero no, se trata de nuestra conocida cárcel, dónde Carl y los demás esperan la llegada de Rick Grimes y compañía.

Entramos a la habitación donde Glenn y Maggie siguen aterrorizados tras las atrocidades del Gobernador y los suyos, hasta que a Glenn se le ocurre la maravillosa idea de buscar un arma… ¿y qué mejor arma que el cúbito y el radio del zombi que los acompaña? Sorprende la rapidez con la que deshuesa al caminante, pero gusta (y mucho).

Bien, ahora vayamos corriendo a las puertas de Woodbury, donde nos encontramos con Rick, Daryl, Oscar y nuestra nueva heroína, Michonne. Pronto consiguen entrar y tomar a uno de los habitantes del pequeño pueblo como rehén, aunque de poco les sirve, pues sigue tan ajeno a las barbaridades del Gobernador como Andrea. Rick y los demás comienzan a desconfiar de Michonne, ya que no sabe cómo llevarles hasta Glenn y Maggie… y es que confiar en Michonne no es nada fácil, pero ganarse su confianza es aún más complicado.

¡Schh! Asomaos sin hacer ruido. Philip, el hombre de las dos caras, y Merle, el desquiciado hermano de Daryl, charlan sobre la prisión. Es difícil de entender que el Gobernador sólo quiera la cárcel para acabar con el grupo de Rick y no para ocuparla (cree que los habitantes de Woodbury están más tranquilos allí, en un ambiente mucho más natural). La crueldad de este hombre parece no tener límite. Pero tened paciencia, porque la ira de Philip va a salir pronto a flote… y de qué manera.

Volvamos a la prisión, dónde hemos dejado posiblemente el grupo más débil que se ha formado hasta ahora: un bebé, un niño, una adolescente, un anciano que apenas anda con muletas, un preso que aún no se ha ganado del todo la confianza de los demás y Carol, que contra todo pronóstico se ha convertido en una mujer de armas tomar. Pero reparemos en el preso, porque comienza con lo que parece un gesto inocente (le pregunta su edad a Beth) y acaba confesándole a Carol que tiene ciertas “necesidades fisiológicas” (y no hablamos de comer o beber precisamente) y que cree que ella es lesbiana. “Gran instinto” el de él y gran contestación la de ella, que corta la conversación rápidamente.


Y ahora comienza lo bueno, lo fuerte y lo más esperado de toda la temporada. No, Lori no ha aparecido y mucho menos viva, hablamos de acción y de reencuentros. ¿No queríais “caldo” durante toda la segunda temporada? Pues tomad 7 tazas y agarraos a la verja. Tras un intento fallido de escapar por parte de Glenn y Maggie, llega nuestro grupo, capitaneado por Rick, y libera a sus dos amigos a través de una desconcertante nube de humo. Cuando consiguen ponerlos “a salvo” Glenn confiesa a Daryl que el causante de todo es nada más y nada menos que su hermano. PRIMER BOMBAZO.

Daryl plantea a Rick la posibilidad de buscar a su hermano y hacerlo entrar en razón, pero Rick Grimes no está dispuesto a titubear y Daryl Dixon se rinde ante la evidencia: su única familia, desde hace ya más de un año, no comparte con él su mismo apellido. SEGUNDO BOMBAZO.

Y os preguntaréis ¿dónde está Michonne? Pues en Woodbury también, pero en otra parte (concretamente en la habitación de su amigo Philip). ¿Que qué está haciendo allí? Pues básicamente sentarse en una silla, katana en mano, esperando que el Gobernador vaya a dormir para darle las buenas noches… a su manera, claro.

Mientras tanto, Andrea y los esbirros del Gobernador atienden a las indicaciones de éste, que no esperaba tal ataque y no piensa permitir que le arrebaten lo que es suyo, y con suyo me refiero a dos cosas: su pueblo y Andrea. Porque Philip no será un pozo de virtudes, pero tonto no es, y sabe de sobra que sean quienes sean los que se han atrevido a atacar su pueblo, vienen de la prisión y no se van a ir con las manos vacías. Andrea reivindica su posición de buena tiradora y mujer guerrera, pero él la obliga a ponerse a salvo. ¿Machismo, excesiva protección o miedo a que se la arrebaten? Juzgad vosotros mismos.
Vamos a por el TERCER BOMBAZO: cuando el grupo de Rick trata de salir de allí estalla la segunda batalla campal, en la que Oscar, Maggie y Glenn trepan “los muros” mientras Daryl y Rick los cubren. Pero esperad, ¿qué es eso? ¿Shane ha resucitado de entre los muertos al más puro estilo Jesucristo y viene a vengarse de Rick? No, no es él en realidad, es sólo una alucinación, pero sea quien sea acaba de matar a Oscar.

Pero las cosas en la prisión no han acabado, porque aunque Axel y Carol están vigilando desde la torre, en el interior de la cárcel se oyen gritos, gritos que nos son familiares. ¿Está pariendo Lori de nuevo una criatura? No, es el grupo de Tyresse, que ha sido rodeado por un grupo de caminantes dentro de la cárcel. Carl no hace caso de las indicaciones del bueno de Herschell y sale corriendo pistola en mano en busca de los nuevos supervivientes. Y es que este chico cada día nos sorprende más, nos emociona más… nos demuestra que aún queda esperanza para la humanidad con este pequeño sheriff, que salva al nuevo grupo en medio minuto y los pone a salvo.

CUARTO BOMBAZO. Donna muere en manos de su marido y Tyresse procede a frenar su transformación… aunque Sasha y su histerismo lo retrasan. Carl Grimes los “encierra” para que estén a salvo… y para que su hermana Judith y los demás también lo estén. Y no es para menos, porque el grupo ya ha pasado ya por malas experiencias con desconocidos… y eso que aún no tienen noticias de Woodbury.

Se oye un ruido en la habitación del Gobernador. Michonne presiente que no está sola y abre una puerta que la lleva directa a la confirmación de sus más oscuras sospechas: ese hombre al que todos tienen por líder no es más que un sádico sin escrúpulos. Más de 10 cabezas de caminantes adornan dos filas de peceras… pero sigue sonando ese ruido de fondo. Y ¡zas! QUINTO BOMBAZO.

Michonne conoce por fin a Penny, la hija del Gobernador, a la que trata de forma tierna hasta que descubre que sólo es un zombi más. Cuando se dispone a desenvainar su katana aparece el padre de la pequeña, que jamás se había mostrado ante nosotros con semejante vulnerabilidad. Suplica como puede a Michonne que no la remate, pero ésta no atiende a razones, y llega el SEXTO BOMBAZO. Al más puro estilo Tarantino comienza la pelea más ansiada por todos nosotros y que recuerda gratamente a la gran “Kill Bill”: una mujer de color de muy mal humor, una niña como testigo, una katana afilada, una persona pierde un ojo… Pero cuidado, porque aparece entonces una Andrea que nos desconcierta. Apunta con su pistola a la que fue su amiga durante 8 largos meses, a la vez que ésta la señala con su katana.

El Gobernador solloza y abraza entre lágrimas a la que una vez fue su hija. Ambas mujeres se miran de forma sobrecogedora, hasta que Michonne decide perdonarle la vida a Philip. Y atención, porque Andrea se encuentra un panorama cuanto menos aterrador: su amado llora sangre mientras abraza a su muñeca zombi, hay cabezas de caminantes tiradas por el suelo y encerradas en peceras de formol…

Minutos después ambos se quedan a solas en la enfermería y él parece estar incubando el villano que todos estábamos esperando ver, el villano que había encerrado en su yermo corazón. Ya nada queda de ese hombre que parecía el nuevo Mesías… porque ahora estamos ante el verdadero Judas. Cuando llega Milton sobresaltado por la noticia nace el verdadero Gobernador (con parche incluido).
Los últimos dos bombazos tienen forma de reencuentro. El Gobernador reaparece ante su público en el “show de los gladiadores” (o el circo de los horrores, según se mire) intentando aparentar fragilidad para que lo que va a hacer a continuación parezca incluso justificado. Y es que es un psicópata de libro: es inteligente, astuto, intenta racionalizarlo todo, hipócrita, sin remordimientos, es antisocial sin tener motivo para ello, es egocéntrico y un gran seductor. ¿Os suena de algo? Después de dramatizar como nunca la situación, saca a la palestra a Merle, tachándolo de traidor. Lo mejor viene cuando trata de enfrentarlo a uno de los “terroristas” (palabras textuales) que han intentado infiltrarse en Woodbury: Daryl Dixon. SÉPTIMO BOMBAZO.

El público pide a gritos la muerte de ambos hermanos ante la mirada de una Andrea que no entiende nada y que comienza a atar cabos (o, al menos, eso parece). Es decir, Daryl se reencuentra al mismo tiempo con su hermano y con su amiga Andrea, a la que ya daba por muerta (OCTAVO BOMBAZO).

El Gobernador sentencia, con una sonrisa en los labios: “¿querías a tu hermano? Pues ya lo tienes”. Milton aparece a lo lejos reflexivo rodeado por una vorágine de humanos convertidos en animales salvajes, ávidos de sangre humana.
Ocho bombazos, que reflejan los 8 grandes capítulos que hemos disfrutado en esta primera mitad de temporada y, cómo no, los 8 nuevos capítulos que se avecinan tras los nuevos acontecimientos que acabamos de presenciar. ¿Abrirá los ojos Andrea ante la crueldad de Philip? ¿Pelearán los hermanos Dixon entre sí para mantenerse con vida? ¿Atacará el Gobernador la prisión tal y como ha planeado? ¿Qué pensará Rick de los nuevos habitantes de la prisión? ¿Volverá a incorporarse a su antiguo grupo Andrea? ¿Qué pasará con Merle? ¿Y con Michonne? Todos estos y muchos más interrogantes serán desvelados a partir del 10 de febrero.

No olvides comentar el episodio y votar la encuesta en el foro de TWD

 

Review en thewalkingdeadspain.

Escrito por @phuen8

@phuen8

Es la doctora que podría haber salvado el mundo del apocalipsis zombie, pero decidió dejarse morder por un estilista sanguinario y amante de los asesinos en serie. ¿Lo podéis creer?.
Su fanfic, “Apocalypse Please”, bate records de visitas en el foro.

email

Share this post

You might also like to read:

Noticias

Jeffrey Dean Morgan será Negan en The Walking Dead

Curiosidades

The Walking Dead tiene cerveza oficial

Noticias

Tráiler de la sexta temporada de The Walking Dead

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúas navegando consideramos que aceptas y consientes el uso de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

CERRAR